Restricciones de Covid en Nueva York se revertieron después del desafío de grupos religiosos

Restricciones de Covid en Nueva York se revertieron después del desafío de grupos religiosos

Un tribunal federal de apelaciones de Nueva York ha anulado algunas de las restricciones impuestas a los lugares de culto por el gobernador estatal Andrew Cuomo. La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos ha bloqueado la aplicación de una orden ejecutiva que limitaba las reuniones religiosas a grupos de 10 o 25 personas, según las tasas de infección locales.

Por:  Johana R.

En los llamados puntos críticos de la "zona roja", donde las tasas de infección son altas, las restricciones de Cuomo estipulan que los lugares de culto deben limitarse a 10 personas, con un 25% de capacidad (lo que sea menor). La demanda, presentada por varios grupos religiosos, incluida la Diócesis Católica Romana de Brooklyn y Agudath Israel of America, afirmó que Cuomo ha impuesto restricciones más estrictas a las reuniones religiosas en comparación con las seculares.

Los demandantes argumentaron que las reglas han impedido la Cláusula de Libre Ejercicio de la Primera Enmienda.

El panel de tres jueces del tribunal estuvo de acuerdo y dijo que las restricciones "discriminan contra la religión".

Las restricciones impugnadas aquí cargan de manera especial y desproporcionada el ejercicio religioso”, escribió el juez de circuito Michael Park en el fallo.

 "Llegamos a la conclusión de que la Orden de Cuomo discrimina a la religión a primera vista".

La mayoría de la corte agregó que "no se sirve al interés público el mantener una política inconstitucional cuando existen alternativas constitucionales para lograr el mismo objetivo. Agregaron que las restricciones golpean el corazón mismo de la garantía de libertad religiosa de la Primera Enmienda y que incluso en una pandemia, la Constitución no puede ser rechazada y olvidada".

Avi Schick, abogado de Agudath Israel, elogió la decisión del tribunal y señaló que se sentirá mucho más allá del contexto de Covid. Es una declaración clara que el gobierno no puede desaprobar la conducta religiosa simplemente porque no ve ningún valor en la práctica religiosa", agregó Schick.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias