"Recuperando el arco iris": personas ex-LGBT declaran que Dios los transformó

"Recuperando el arco iris": personas ex-LGBT declaran que Dios los transformó

Los hombres y mujeres que alguna vez vivieron y se identificaron como parte de la comunidad LGBT confían en que se acerca un "renacimiento del arco iris".

Reunidos bajo el sol abrasador con temperaturas de mediados de los 90 en el Teatro Sylvan a la sombra del Monumento a Washington, aproximadamente 200 asistieron a la Marcha por la Libertad, un evento para personas que se identificaban anteriormente con LGBT y comparten testimonios de cómo Jesús transformó sus vidas.

La reunión se llevó a cabo por primera vez en el mismo lugar en 2018. La Marcha de la Libertad del año pasado se canceló debido a la pandemia de COVID-19.

Con muchas camisetas deportivas decoradas con banderas de arco iris y las palabras "Rainbow Revival" (Renacimiento del arco iris), los participantes de la marcha hablaron con The Christian Post sobre el poder transformador de Jesús.

Angel Colón, quien sobrevivió milagrosamente después de que Omar Mateen le disparó varias veces en el tiroteo masivo del Pulse Nightclub en Orlando en junio de 2016, dijo que el "avivamiento del arco iris" es una señal del pacto de Dios.

"Estamos recuperando el arco iris", dijo Colón. "Es de Él. Para nosotros, es algo hermoso".

"Estamos aquí y hablamos en voz alta, para que el mundo sepa que el arcoíris es algo hermoso", agregó. "Y no deberíamos avergonzarnos de lo que realmente es".

Colón y sus colegas están escuchando a un número cada vez mayor de personas que desean dejar la vida LGBT para seguir a Jesús, a medida que continúan los eventos de la Marcha por la Libertad. Él cree que la pandemia de COVID-19 fue una bendición disfrazada porque obligó a muchos a profundizar en el Señor.

"Queremos decirle a la comunidad gay que los amamos. No queremos juzgarlos o condenarlos sino recibirlos con los brazos abiertos y ser un reflejo de Jesús...".

El cofundador de Freedom March, Jeffrey McCall, notó un aumento en los correos electrónicos que recibió de personas que deseaban dejar atrás la vida y la identidad LGBT el verano pasado. Se sintió especialmente animado al escuchar al pastor Kent Christmas de Regeneration-Nashville hablar proféticamente en el evento de oración intercesora The Return en septiembre de que el Señor traería sanidad y salvación a la comunidad LGBT.

Ese repunte en la correspondencia "nunca se ha detenido desde el verano pasado", dijo McCall.

"Estamos recibiendo más correos electrónicos, más personas que buscan ayuda que nunca en los últimos tres años", continuó. Él cree que la Iglesia está en la etapa inicial para llegar de manera efectiva a las personas LGBT con el poder transformador de la vida en Cristo.

 El pastor con sede en Medford, Oregon, que dirige A Living Letter Ministries, compartió desde el escenario cómo se sentía constantemente descalificado del amor de Dios.

"En 20 años de ministerio a la comunidad LGBT, sé que hay muchas personas que eran cristianas, que amaban a Jesús en su niñez, pero simplemente se sentían descalificadas de Su amor, gracia y redención por lo que experimentaron", dijo.

"Y estoy aquí para decir - y sé que todos lo estamos - que la sangre de Jesús habla una palabra mejor. Estamos calificados para Su redención y gracia".

Kim Zember, quien es católica y está en la junta directiva de la marcha, compartió la frase "terapia de conversión" es engañosa.

"No se trata de 'convertir' a alguien", dijo Zember. "Cuando Jesús caminó sobre la tierra, no anduvo convirtiendo a las personas. Invitó a las personas a ser transformadas. Y nosotros somos transformados en una relación con Jesucristo".

"Jesús se fue a los lugares oscuros", enfatizó. "Se encontró con los que estaban enfermos, los que estaban ciegos y quebrantados".

El miembro de la junta de Freedom March dijo que quienes participaron en el evento creen que han sido "conmovidos por quien creemos que es el Médico, Jesucristo".

"Él transforma nuestras vidas, no nos obliga, no nos cambia porque tenemos que hacerlo", explicó Zember. "No es una doctrina o cierta enseñanza de la iglesia, sino porque Cristo mismo se ha encontrado con cada uno de nosotros y queremos compartir eso, no solo la transformación que Él ha traído a nuestras vidas, sino que también continúa".

Para que las iglesias se posicionen de manera efectiva para llegar a la comunidad LGBT, dijo que la Iglesia necesita un aumento en la humildad y darse cuenta de que "nosotros mismos también estamos quebrantados y permitir que Jesús repare nuestro propio quebrantamiento".

Después de tres horas de compartir testimonios y adoración, los participantes marcharon con una pancarta del Sylvan Theatre, dando vueltas alrededor de la piscina frente al Lincoln Memorial y de regreso.

La Marcha por la Libertad es uno de varios eventos en los que participaron personas anteriormente identificadas como LGBT que viajaron a la capital del país.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias