¿Qué santos se celebran hoy, 17 de noviembre?

¿Qué santos se celebran hoy, 17 de noviembre?

Hoy se recuerda la vida de muchos santos. ¡Descubre en esta nota de quiénes se trata!

Hoy, 17 de noviembre, se recuerda la vida de Santa Isabel de Hungría, conocida como la queque "murió para la tierra". Descubre en esta nota qué otros santos se celebran hoy. 

Isabel nació en 1207, su padre era el Rey Andrés de Hungría. Durante aquellos años, los matrimonios estaban acordados desde el momento de nacimiento de las personas, por lo que Isabel fue dada en matrimonio a Luis I, Landgrave de Turingia-Hesse. 

Para obtener una mejor educación, antes del casamiento, fue enviada a al castillo de Wartburg para que se educase en la corte de Turingia. Allí sufrió mucho por separarse de su familia, sin embargo, la historia dice que logró superarlo con mucho ánimo amable y oración. 

Cuando Luis I heredó la condición de Landgrave, se casó con Isabel. El matrimonio tuvo 3 hijos y fueron muy felices los 5. Luis I comprendía a la perfección la misión de Isabel por lo que le permitía continuar con sus labores de caridad. Dejaba que repartiera parte del tesoro real a los más necesitados y se aseguraba que descansara bien. 

Cuando la peste azotó a Turingia, Isabel se encargó de repartir comida a los campesinos afectados e incluso mandó a construir un hospital a los pies de la colina de su castillo, para que todos los que quisieran se pudiesen atender allí. 

Isabel sufrió mucho la perdida de su esposo Luis I, quien falleció en una cruzada, víctima de la peste, organizada por Felipe II. Al fallecer su marido, asumió su hermano quien estaba en contra de todas las actividades de caridad llevadas a cabo por Isabel, por lo que ella se vio obligada a renunciar a la corte. 

Años después, y una vez que se aseguró que sus hijos no les faltase nada, se unió a la tercera orden de San Francisco. A partir de ese entonces, vivió en la pobreza y dedicada a ayudar a los más necesitados. Trabajó hilando hilos hasta el final de sus días. 

Murió el 17 de noviembre de 1231 a la temprana edad de 24 años. El día de su muerte, un franciscano lego sufrió un accidente en unos de sus abrazos, cuando se le apareció la imagen de Isabel vestida con de blanco radiante, este le preguntó porqué estaba así vestida, a lo que ella respondió: “Es que voy para la gloria. Acabo de morir para la tierra. Estire su brazo ya que ha quedado curado”. 

Hoy también recordamos a:

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias