¿Qué santos se celebran hoy, 13 de enero?

¿Qué santos se celebran hoy, 13 de enero?

Hoy se recuerda la vida de muchos santos. ¡Descubre en esta nota de quiénes se trata!

Hoy, 13 de enero, recordamos a San Hilario de Poitiers, custodio del dogma de la Trinidad. Descubre en este artículo qué otros santos se celebran hoy. 

San Hilario nació en Poitiers, Galia, hoy Francia, en el año 315. Recibió una grandiosa formación en letras, lo que le permitió tener una habilidad para escribir y desarrollar aspectos importantes de la doctrina cristiana. Hacia el año 345, ya entrando en su adultez, se sintió atraído por la fe en Jesucristo y tomó la decisión de bautizarse. Luego fue convocado por el Señor al servicio sacerdotal y elegido obispo de su ciudad natal en 353.

Su primera obra fue el comentario al Evangelio, el cual es considerado el primer texto explicativo de los Evangelios escrito completamente en Latín. Lucho contra distintas herejías, pero se destacó por su lucha contra los filoarrianos, quienes negaban la divinidad de Jesucristo.

Los niveles de discusión y persecución a Hilario tomaron otro nivel cuando los obispos filoarrianos le pidieron al Emperador Constantino que expulsaran al Obispo Poitiers. Es así que Hilario debió abandonar Galia e irse a vivir a Frigia, región de la actual Turquía.

En busca de lograr de nuevo la unión de la Iglesia, en el exilio, el Obispo comenzó la redacción de “De Trinitate” (Sobre la Trinidad), la cual se enmarca en las enseñanzas doctrinales del Concilio de Nicea y evidencia, con contundencia, que las Sagradas Escrituras testimonian claramente la divinidad del Hijo. Hilario afirmaba que “Dios sólo sabe ser amor, y sólo sabe ser Padre. Y quien ama no es envidioso, y quien es Padre lo es totalmente”, dejando en claro que están en el error quienes alegan una supuesta “pérdida” en Dios Padre si se afirma la divinidad del Hijo.

Entre 360 y 361, San Hilario regresó a Francia y participó del sínodo celebrado en Paris. Aquella reunión, gracias a la Providencia divina, se convirtió en una “vuelta” a la doctrina y lenguaje del Concilio de Nicea, lo que significó un saludable repliegue del arrianismo.

Durante los últimos años de su vida, Hilario se dedicó a elaborar el “Tratado sobre los Salmos”, en el que el santo hace una lectura cristológica de los cantos del rey David, encontrando en ellos luces que iluminan el misterio de Cristo y de su Cuerpo Místico que es la Iglesia.

San Hilario de Poitiers partió al Reino de los Cielos en el año 367. En 1851, el Beato Pío IX lo proclamó Doctor de la Iglesia.

“Haz, Señor que me mantenga siempre fiel a lo que profesé en el símbolo de mi regeneración, cuando fui bautizado en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo. Que te adore, Padre nuestro, y junto a ti, a tu Hijo; que sea merecedor de tu Espíritu Santo, que procede de ti a través de tu Unigénito… Amén” (San Hilario de Poitiers, “De Trinitate” 12, 57).

Hoy también recordamos a:

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias