Por qué no debes arrojar piedras a Carl Lentz

Por qué no debes arrojar piedras a Carl Lentz

Muchos creyentes lamentaron colectivamente en noviembre cuando supimos que Carl Lentz, pastor de la congregación de Hillsong en la ciudad de Nueva York, había sido despedido debido a una falla moral

No juzgues a Carl Lentz por su pecado. Lo ha admitido; se ha arrepentido y ahora está trabajando con sus líderes para recuperarse. En lugar de arrojar piedras, considere su propia debilidad mientras ora por su restauración.

Stephen Carl Lentz un pastor estadounidense. Fue el pastor principal de Hillsong NYC hasta el 4 de noviembre de 2020, cuando fue despedido por el pastor global de Hillsong, Brian Houston, por "problemas de liderazgo y abuso de confianza, además de una reciente revelación de fallas morales".

El predicador de 42 años, conocido por su estilo hipster, admitió en un comunicado público que había tenido una relación extramarital, publicaron diversos medios de comunicación entre ellos Charisma News.

Este fracaso es mío y solo de mí, y asumo toda la responsabilidad por mis acciones", Carl Lentz, en la publicación del 5 de noviembre en Instagram.

Lentz y su esposa, Laura, y sus tres hijos se han trasladado a California para buscar terapia y curación. Mientras tanto, la red de iglesias de Hillsong debe lidiar con las consecuencias, junto con el cuerpo más grande de Cristo, que ha sido sacudido varias veces recientemente por fallas morales de alto perfil.

Un escándalo en la iglesia no solo es traumático para el líder en el centro de la tormenta; también desestabiliza a todos los que les rodean. Iglesias o ministerios enteros pueden ser sacudidos hasta sus cimientos cuando un líder toma malas decisiones.

Charisma News ha cubierto diversas historias de fracaso moral: escándalos sexuales, estafas financieras o abusos de poder horribles. Según J. Lee Grady, su confianza en las personas involucradas se hizo añicos. De hecho, se puso a prueba su confianza en todos los líderes. Afortunadamente, nunca me alejé de mi fe porque un líder fracasara. Pero mucha gente lo hace.

Es por ello que el autor asegura que es posible que haya tenido la tentación de recoger algunas piedras para arrojarle a Lentz.

Ciertamente es comprensible sentir algo de ira en esta situación. Y el Señor sabe que no necesitábamos otra razón para que el mundo nos llamara hipócritas. Pero esta situación no se trata de lo que el mundo piensa de nosotros. Es un asunto de familia y Lentz es un hermano en Cristo que necesita nuestra compasión en este momento.

Aquí hay algunos pasos que siempre recomiendo después de una falla moral en la iglesia:

Está bien llorar. Jeremías escribió un libro completo de la Biblia, Lamentaciones, para procesar su dolor por la infidelidad de Israel. Gritó:

Nuestra herencia ha sido entregada a extraños ... Nuestros padres pecaron y ya no existen”. Lamentaciones 5: 2a, 7a

Perdona de corazón. He conocido a cristianos que todavía albergan los mismos rencores 30 años después de que un pastor los hirió. Mantienen vivo su dolor reviviendo la ofensa una y otra vez. Como resultado, están atrapados en una distorsión del tiempo y nadie quiere estar cerca de ellos porque su sarcasmo es muy tóxico. Debes aprender a decir lo que Jesús dijo en la cruz:

Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. Lucas 23: 34

Aprenda de los errores del líder infractor. La Biblia nos proporciona buenos y malos ejemplos de líderes. Tengo mentores que me enseñaron mucho sobre Dios, el liderazgo y el ministerio. Pero también aprendí mucho observando los errores que cometían los líderes, algunas veces a mis expensas.

Si alguien en el ministerio lo lastima, haga una nota mental: "Esa no es la forma en que quiero tratar a las personas". Puede convertir sus decepciones en bendiciones si aprende de ellas.

Mantenga la comunicación abierta. He visto casos en los que se les pidió a los líderes que renunciaran debido a un escándalo y, de repente, todos los que conocían dejaron de hablarles. Eso es comprensible porque a menudo simplemente no sabemos qué decir. Y puede resultar incómodo si el líder caído justifica su comportamiento o intenta convencer a la gente de su versión de la historia.

Pero los líderes caídos también necesitan amigos. Si estuvo cerca de la persona que se enamoró, trate de mantener la amistad, sabiendo que sus palabras podrían no ser apreciadas al principio. Si no conocía bien al líder, una carta amable enviada en el momento justo puede ser como agua en un desierto para un alma sedienta de aliento.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias