Pastor baleado otorga perdón a  criminal

Pastor baleado otorga perdón a criminal

El líder evangélico recibió un disparo, pero terminó sobreviviendo y perdonando, ocho semanas después, cuando volvió a predicar en el altar, el hombre apareció en la iglesia y Peppard lo vio y declaró allí mismo en el púlpito que había perdonado a la persona que le había disparado.

Por:  Johana R.

El 27 de octubre de 1996, Bill A. Peppard recibió un disparo con un rifle aserrado calibre 12, a 45 centímetros de distancia, mientras dormía en su casa de Michigan, incluso pensó que era una pesadilla, pero lamentablemente no lo fue. Los acres de la familia Milford Peppards fueron invadidos por un intruso el día después de la boda de su hija mayor, Jennifer con Joe J. Anderson. A las 5 de la mañana del día siguiente, el francotirador entró en la habitación donde dormían Bill y su esposa JoAnne, encendió la luz y levantó la escopeta.

"La bala atravesó mi carne, atravesó la pared y entró en el patio delantero", recordó Bill, ahora de 69 años. Sus hijas Jodi, entonces de 18 años, y Leah, de 16, estaban en la residencia cuando le dispararon a su padre.

Bill dice que levantó el brazo antes de la explosión de la escopeta y cree que un ángel lo inspiró para hacerlo, ya que el plomo de 30 gramos estaba a dos pulgadas de su hígado y dos pulgadas de su corazón. JoAnne pensó que sería el próximo golpe, pero el francotirador se fue sin lastimar a nadie más”.

Con el teléfono fijo cortado por el invasor, Jodi salió de la casa y condujo 3 km hasta la casa del vecino más cercano para poder llamar a la policía, mientras Leah sujetaba las toallas con fuerza contra el cuerpo abierto de su padre, tratando de salvar su vida.

45 minutos después llegó el rescate, Bill pensó que iba a morir porque estaba sangrando demasiado, uno de los rescatistas dijo que no llegaría vivo al hospital, dijo, pero permaneció consciente y llegó al hospital que estaba a unas 10 millas de su casa.

Con todo Peppard perdió 7 litros de sangre, los propios médicos no tenían muchas esperanzas, ya que es muy raro que alguien sobreviva a un disparo calibre 12 a quemarropa y sobreviva. Fue intervenido quirúrgicamente y salió milagrosamente del hospital en 10 días, contrariamente al pronóstico médico de al menos seis semanas de hospitalización.

La policía recopiló información y ya tenía un sospechoso en mente, un hombre que había comenzado a asistir a la Asamblea de Dios de Milford. En 1986, Bill asumió el cargo de pastor de una congregación en Michigan. El sospechoso se hizo amigo de Peppard en ese momento.

Pero empezó a demostrar que estaba enamorado de JoAnne y empezó a perseguirla. Cuando fue confrontado por el pastor, admitió que se iba a casar con JoAnne y también con su hija Jennifer y dijo que Bill era un padre terrible y un marido horrible.

Los líderes del ministerio le exigieron que se fuera de la iglesia , se fue en silencio, pero Bill dijo que siete años después regresó para matarlo. Ocho semanas después, cuando volvió a predicar en el altar, el hombre apareció en la iglesia y Peppard lo vio y declaró allí mismo en el púlpito que había perdonado a la persona que le había disparado.

Incluso liberando el perdón, la familia del pastor vivió un viaje para recuperarse del susto, y sirvió de ejemplo para muchas personas. El principal sospechoso de disparar contra Bill nunca fue acusado porque no tenía pruebas suficientes, pero murió a los 60 años, hace varios años con diversos problemas de salud, informó Gospel Prime .

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias