Las 5 formas de cuidar de tus mascotas cuando hay fuegos artificiales

Las 5 formas de cuidar de tus mascotas cuando hay fuegos artificiales

Los cohetes y fuegos artificiales pueden ser un detalle espectacular a muchas de nuestras celebraciones anuales, pero lamentablemente, pueden causar una gran angustia a nuestras mascotas.

Muchos animales muestran una respuesta instintiva de miedo a ruidos fuertes repentinos e inesperados. Los golpes, explosiones y silbidos de los fuegos artificiales pueden ser particularmente aterradores, especialmente cuando las exhibiciones duran más de unos pocos minutos.

Algunas mascotas se adaptarán y se acostumbrarán a ellas, pero otras pueden desarrollar respuestas de angustia más profundas.

Con varias celebraciones festivas que podrían involucrar fuegos artificiales en el horizonte, ahora es un buen momento para considerar la mejor manera de ayudar a nuestras mascotas a permanecer lo más tranquilas y felices posible.

Aquí hay algunas formas de ayudar a sus mascotas a sobrellevar la noche más ruidosa del año.


1. Utilice la tranquilidad para ayudarlos a sentirse seguros.

El miedo es un mecanismo de protección esencial para ayudar a los animales a evitar o hacer frente a situaciones aterradoras o peligrosas.

Los animales suelen mostrar respuestas de lucha, huida o paralización cuando tienen miedo. Podemos ayudar a nuestras mascotas a sobrellevar la situación brindándoles seguridad cuando tienen miedo.

Si su mascota busca consuelo de usted, sea amable, comprensivo y tranquilizador mediante la comunicación vocal y el contacto físico. Pero asegúrese de permanecer relajado y optimista. Si está preocupado y ansioso, puede transferir eso a su mascota, ya que a menudo son expertos en captar nuestras emociones.

Acurrucarse con la televisión o la radio prendida para ahogar el ruido del exterior a menudo funciona para muchos perros y gatos. Algunos gatos pueden preferir un espacio tranquilo, parecido a una madriguera.

En el caso de las mascotas al aire libre, como los conejos, considere llevarlas al interior o buscar otras formas de limitar su exposición a los fuegos artificiales.

2. Use comida, juguetes y juegos para distraer y calmar

Darle comida, golosinas o juguetes puede ser una excelente manera de distraer a tu mascota preocupada. Incluso podría crear asociaciones positivas con los fuegos artificiales haciendo esto. La formación u otras actividades divertidas también pueden resultar útiles.

Los perros pueden beneficiarse del uso de juguetes perfumados y juegos de olfateo. Hay investigaciones que sugieren que usar sus narices puede incluso hacerlos más optimistas. A muchos gatos les encantan los juguetes llenos de hierba gatera, que pueden tener un efecto calmante significativo.

Los juguetes para alimentar rompecabezas o actividades pueden ser útiles para prolongar la entrega de golosinas, así como para darle a su mascota algo más en qué pensar; estos están disponibles para gatos, perros, conejos y otras mascotas.

3. Mantenga a sus mascotas adentro después del anochecer

Cada año, las mascotas desaparecen cuando se asustan con los fuegos artificiales.

Medidas simples, incluida la verificación de la seguridad del jardín y las cercas, pueden desempeñar un papel importante en la reducción del riesgo de que un animal asustado se escape.

Asegúrese de que los detalles del microchip de su mascota estén actualizados para que, si sucede lo peor, tengan muchas más posibilidades de que regresen a su hogar.

Los collares con etiquetas de identidad son otra medida simple pero efectiva y, en el Reino Unido, también son un requisito legal para los perros en lugares públicos.

Vale la pena asegurarse de que sus perros hagan ejercicio a la luz del día, antes de que comiencen los fuegos artificiales. Si necesita salir cuando está oscuro, mantenerlos a salvo reducirá el riesgo de que salgan disparados si de repente se asustan. Pero es mejor evitar salir durante las exhibiciones de fuegos artificiales si es posible.

4. Considere opciones de apoyo conductual.

Si su mascota muestra respuestas de miedo severo, entonces es esencial buscar consejo veterinario y de comportamiento calificado.

Su veterinario es la mejor persona para asesorarlo y podría recetarle un tranquilizante para ayudar a su mascota.

Los medicamentos a menudo se usan mejor junto con un plan de modificación del comportamiento, por lo que trabajar con un entrenador experimentado que use refuerzo positivo o un conductista animal es una buena estrategia a largo plazo.

Los animales con dolor también pueden mostrar una mayor reactividad al ruido, por lo que es importante buscar asesoramiento veterinario para ayudar a las mascotas que padecen otras afecciones, especialmente con animales de avanzada edad.

5. Entrene a su mascota para que se acostumbre a los ruidos fuertes

Exponer a los animales jóvenes a una variedad de imágenes y sonidos es una forma sencilla de minimizar los posibles problemas de reactividad al ruido.

El uso de CD o podcasts con ruidos aterradores, combinados con comida, golosinas u otras cosas divertidas, puede ser un enfoque útil y eficaz a largo plazo para controlar el miedo a los fuegos artificiales mediante un contraacondicionamiento y una desensibilización graduales.

Esto también puede funcionar para animales mayores como parte de un plan de entrenamiento y apoyo administrado, a menudo con la ayuda de un conductista debidamente calificado.

Los fuegos artificiales pueden asustar a nuestras mascotas. Pero con unos pocos pasos prácticos, puede ayudar a que sea un poco menos estresante, tanto ahora como en los años venideros.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias