Formas de reducir el estrés crónico

Formas de reducir el estrés crónico

Es mejor atender a tiempo el estrés crónico y evitar mayores consecuencias.

El estrés es una parte normal de la vida y una de las formas en que nuestro cuerpo nos ayuda a responder a situaciones críticas.

Sin embargo, cuando experimenta estrés extremo o crónico, esos mismos mecanismos pueden pasar factura y causar una serie de problemas emocionales y fisiológicos.

Es recomendable tomar en cuenta los siguientes aspectos como formas para reducir el estrés:

1. Duerma mejor

El estrés crónico puede robarle el sueño que tanto necesita al mantenerlo despierto preocupándose o no permitiéndole relajarse.

Se sugiere cambiar sus hábitos de sueño para permitir que su cuerpo se descomprima antes de intentar dormir. Un par de horas antes de la programada para acostarse, comience a realizar actividades relajantes como leer un libro, darse un baño, escuchar música o meditar. Evite la televisión usando su computadora o teléfono inteligente en la cama o justo antes de acostarse.

2. Prueba la respiración abdominal

La Escuela de Medicina de Harvard describió una de las herramientas más poderosas para restaurar su cuerpo después de una respuesta al estrés.

La respiración del vientre, la respiración profunda o la respiración abdominal regula nuestro ritmo cardíaco, mejora la oxigenación de la sangre y libera la tensión en el cuerpo. Lo mejor de todo es que se puede hacer donde quiera que esté cuando lo necesite.

Comience sentándose o recostándose si es posible y respire profundamente por la nariz hasta que su pecho esté lleno y su vientre se expanda y luego exhale. Harvard señaló que las personas deben hacer este ejercicio durante 10 a 20 minutos al día, eventualmente agregando otras técnicas de relajación. Debería comenzar a sentir efectos relajantes después de unas pocas respiraciones.

3. Haz una cosa

Cuando estamos estresados, es difícil agregar más actividades nuevas para ayudarnos a reducir el estrés.

Anímate a hacer solo una cosa para mejorar su salud y puede ser tan simple como reducir la ingesta de cafeína. Salga a caminar o haga algunas posturas de yoga o estiramientos, algo para estimular las endorfinas en el cerebro.

4. Obtenga ayuda profesional

Un profesional puede guiarlo a través de su estrés adaptando estrategias a sus factores estresantes y su personalidad. No espere hasta que su salud y calidad de vida se vean afectadas para buscar la ayuda de un psicólogo o guía profesional.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias