Estudios relacionan la fe con la buena salud

Estudios relacionan la fe con la buena salud

Estudios en universidades prestigiosas indican que tener fe favorece considerablemente la salud.

Un grupo de científicos de la Universidad de Ohio, Estados Unidos, demostró basándose en los obituarios de más de 1,000 personas, que la religión o el seguir alguna doctrina cura no solo el alma, sino también el cuerpo.

Sostiene que los creyentes viven en promedio cuatro años más que los que no tienen ninguna creencia, tal vez porque participan más en actividades sociales y llevan el estilo de vida más saludable. Pero hay que tomar en cuenta muchos otros factores.

Otro estudio hecho en Harvard T.H. Chan School of Public Health, llegó a la conclusión de que asistir a los oficios religiosos o servicios de oración una vez a la semana, reduce un 33% el riesgo de muerte por cáncer o enfermedades cardiovasculares. Una correlación a primera vista es sorprendente y cada vez gana más adeptos.

Resulta que los practicantes usan menos oxígeno y es raro que caigan en depresión, ya que presentan una corteza cerebral más gruesa. Gracias a la sensación de júbilo que les proporcionan estas experiencias, afrontan la vida con gran esperanza. Su metabolismo funciona mejor porque —indican los expertos— han superado la fobia a la muerte. Además, se muestran más protegidos ante la artritis reumatoide.

Las cifras francesas le dan la razón a los estudios citados más arriba, la existencia humana en las regiones galas de Alsacia, Bretaña o en el País Vasco —las que cuentan con la mayor proporción de creyentes— tienen una esperanza de vida tres o cuatro años superior a la media.

Un aspecto que cita proverbios en el capítulo 3:1-4 dice lo siguiente:

"Hijo mío, no te olvides de mi ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres". 

Dicho versículo invita a creer en la Palabra, y como consecuencia esto activa la fe. Por ende, toda la promesa que allí se expresa podrá repercutir hacia la realidad con la oportunidad de sumar en buena salud. 

Hechos 16:31 "Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú y tu casa".

Nuevamente en el libro de Hechos, invita a creer para ser salvo, ejerciendo la fe, creando paz y tranquilidad para quienes lo reciben en su vida. ¿Qué es la fe?

Hebreos 11:1 "Es, pues,  la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve".

Confiar que el problema terminará pronto, creer en el logro de las metas entre otros aspectos llenos de seguridad, favorece enormemente la salud proporcionando calma y paz gracias a la fe.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias