"El escuadrón de Dios": los pastores toman las calles para combatir la violencia

"El escuadrón de Dios": los pastores toman las calles para combatir la violencia

Los ministros en New York están al frente de la batalla espiritual contra la violencia, interviniendo como pacificadores entre la población y la policía durante los conflictos callejeros.

Durante 10 años, un grupo de pastores ha estado trabajando para poner fin a la violencia en Nueva York en vecindarios afroamericanos y caribeños, donde las tensiones entre la comunidad y la policía son altas. Conocido como GodSquad ("Escuadrón de Dios"), el grupo está formado por pastores bautistas, episcopales, adventistas y al menos un rabino.

Con más de 60 miembros, la organización fue creada por Gilford Monrose, líder de la Iglesia de Dios Monte de Sion, porque se cansó de ver a miembros de su iglesia llorar la pérdida de niños a causa de la violencia armada.

Los ministros están al frente de la batalla espiritual contra la violencia, interviniendo como pacificadores entre la población y la policía durante los conflictos callejeros.

Con la misión principal de poner fin a la violencia, GodSquad promueve misiones evangelísticas para involucrar a los jóvenes locales e interviene en las escenas del crimen para calmar las tensiones después de los tiroteos. El grupo también organiza vigilias de oración de emergencia en hospitales y recauda fondos para pagar los funerales de las víctimas para las familias que no pueden pagar el entierro.

Además, los ministros ofrecen un grupo de apoyo para las madres de niños asesinados y proporcionan alimentos a las personas afectadas por el crimen. Los fines de semana "ocupan la cuadra"; pasan sus noches, entre las 20 y la 1 de la madrugada, los fines de semana estan en los rincones más peligrosos de los barrios, rezando, hablando con los que encuentran y haciéndose presentes a los necesitados.

“Lo que estamos haciendo es la forma más simple del evangelio que podemos llevar a cabo. Este es un ministerio de amor, misericordia y justicia. Una buena noticia para algunas personas significa que, de hecho, su hijo no va a pasar 20 años en prisión porque tenía un grupo de personas que lo defendieron porque en realidad era inocente".

"Una buena noticia para algunas personas significa que si vemos a su hija o hijo caminando por la calle y están solos y atacados, los protegeremos y los amaremos ”, dijo el pastor Monrose en una entrevista con Christianity Today (CT).

Mayor violencia y trauma en las comunidades

Según la revista Christianity Today, los homicidios en Nueva York aumentaron en un 44% en 2020, sacudiendo a las comunidades de víctimas. Como el bebé de un año, Davell Gardner Jr., asesinado mientras estaba sentado en su cochecito en una barbacoa de verano.

Edward James, un conserje de la iglesia, recibió un disparo en la parte trasera de la iglesia. Anthony Robinson, un padre, murió sosteniendo la mano de su hija mientras la ayudaba a cruzar la calle. Y tantos otros.

“Somos una comunidad traumatizada. No es solo una persona la que fue asesinada. Se trata de las personas que cuidaban de esa niña. Se trata del personal del hospital y sus familias. Nunca olvidas esos momentos de tu vida ”, explicó Gilford Monrose.

Con el aumento de los tiroteos, el estrés pandémico y los conflictos raciales en las calles, el trabajo de GodSquad se ha vuelto más necesario que nunca.

A fines de mayo de este año, cuando estalló otra protesta contra la violencia policial en Nueva York, los pastores fueron llamados a la esquina de Church Street y Bedford Avenue para tratar de calmar sus espíritus y restaurar la paz.

Louis Straker Jr., pastor de Reflections Church en Brooklyn, informó que la ciudad parecía haber estado dominada por la violencia. Cuando llegó al lugar, se encontró con un escenario de guerra: un coche de policía en llamas, policías con equipo de choque y manifestantes tirando basura.

“Esta fue una de las peores noches. Pero la presencia de Dios estaba allí, y eso marcó la diferencia ”, dijo Straker a CT.

El pastor Monrose da testimonio de la confianza que el grupo ha ganado dentro de las comunidades a las que sirven.

“A veces, cuando ingresamos a ciertos vecindarios en los que otras personas pueden no sentirse seguras caminando, la comunidad ve nuestras chaquetas amarillas o camisas naranjas que dicen GodSquad, y recuerdan que tuvimos el funeral de amigos y familiares en su vecindario. Esto nos da credibilidad ”, dijo.

GodSquad también se asoció con el grupo de trabajo de gestión de crisis de Nueva York.

“Hemos hablado de la reforma policial durante años. Años y años de reuniones hablando de cómo creemos que el departamento de policía puede actuar en nuestras comunidades. Estamos aquí para ayudar con esta conversación ”, dijo Monrose.

Los ministros de Nueva York también formaron una coalición nacional con otros pastores de Chicago, Boston, Indianápolis, Orlando y Washington, llamada "Clero por Ciudades Seguras". El propósito es ampliar la discusión sobre soluciones basadas en la fe a la violencia urbana en el país.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias