El encierro de Belén mantiene alejados a los peregrinos cristianos y a los turistas

El encierro de Belén mantiene alejados a los peregrinos cristianos y a los turistas

Fue una Navidad particularmente tranquila para la ciudad de Belén este año, ya que las restricciones de Covid-19 han mantenido alejados a los turistas y peregrinos cristianos.

Por:  Johana R.

Por lo general, el lugar de nacimiento de Jesús recibe más de dos millones de visitantes por año, la mayoría de los cuales vienen en Navidad.

Pero este año, la población enfrenta graves dificultades económicas dadas la dependencia de Belén de los ingresos del turismo.

Para Laila Asfoura, directora de la agencia de viajes con sede en Belén Laila Tours & Travels y voluntaria de la organización cristiana Friends of the Holy Land, las restricciones que ha traído el Covid 19 han sido devastadoras desde el punto de vista financiero.

"El 80 por ciento de la población local en Belén está involucrada en el turismo o depende de los ingresos del turismo. Teníamos 32.000 empleados en el sector turístico, directa e indirectamente. Esos 32.000 ahora están desempleados", dijo.

Uno de los aspectos más destacados anuales de Belén es la tradicional ceremonia de encendido del árbol que anuncia la temporada santa de Navidad y el nacimiento de Cristo. Aunque el evento de este año fue ampliamente transmitido, según Rami Khader, director de la YMCA en Jerusalén Este, la ceremonia en sí fue un eco lejano de las festividades habituales.

"No era igual que todos los años. Ningún local estaba celebrando el evento, ni turistas y había mucho miedo e incertidumbre sobre el futuro".

A diferencia de los países occidentales, el gobierno o las autoridades palestinas proporcionan un bienestar social mínimo para mitigar el impacto económico del Covid 19.

Según Laila Asfoura, solo se entregó una caja de comida a las familias desde que comenzó la pandemia en marzo. "No dan dinero. Hubo algo de ayuda para distribuir una caja con comida equivalente a £ 20 a las familias que están gravemente afectadas. No tenemos seguro médico, por lo que hay muchos desafíos", agregó.

Para Laila Asfoura, además de las obvias necesidades físicas, es particularmente importante orar por los cristianos de Belén a medida que los números continúan disminuyendo. "Ore por la existencia de los cristianos en Tierra Santa. Solíamos ser el 20 por ciento de la población total en 1967. Ahora somos menos del 1 por ciento de la población total".

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias