El Mesías de Handel trasciende las divisiones culturales y espirituales

El Mesías de Handel trasciende las divisiones culturales y espirituales

Para muchos, la Navidad no estaría completa sin presenciar o participar en una representación del Mesías de Handel. Desde la Sinfónica de Virginia en los Estados Unidos hasta el corazón de Tierra Santa, Jerusalén, el espectáculo se siente en todo el mundo

George Frideric Handel, nacido en Alemania, se mudó a Londres a finales de los 30. Handel se consideraba a sí mismo un compositor de ópera, pero el interés público estaba menguando en Inglaterra, y en 1741, un Handel desanimado se preguntó si la jubilación estaba cerca.

Algunas personas piensan que en este momento fue una especie de crisis profesional ... y es muy posible que estuviera pensando en regresar a Alemania", Martin Wyatt, subdirector del Museo Handel House en Londres.

Fue entonces cuando Charles Jennens le entregó las palabras, o libreto, de Messiah. Jennens, un estudioso de la literatura, seleccionó cuidadosamente las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento que documentan profecías sobre el Mesías, el nacimiento de Jesús, la muerte en la cruz y la resurrección.

El mensaje cristiano también es en parte una respuesta al tipo de interés creciente en lo que se conoce como deísmo", Martin Wyatt.

Dado que los deístas no creían en la divinidad de Cristo, Jennens trató de contrarrestar ese pensamiento.

Para Jennens, creo que el Mesías era una pasión muy personal, una misión muy personal, y Jennens era un hombre profundamente religioso, un cristiano muy comprometido", Martin Wyatt.

En teología cristiana, el Mesías es el salvador de la humanidad. Se identifica al Mesías con la persona de Jesús de Nazaret, conocida por sus seguidores como Cristo o Jesucristo. Richard Luckett, especialista en música antigua, describió El Mesías de Händel como “un comentario sobre la Natividad, la Pasión, la Resurrección y la Ascensión [de Jesucristo]”, que comienza con las promesas de Dios según lo dicho por los profetas y termina con la glorificación de Cristo en el cielo.

En contraste con la mayoría de los oratorios de Händel, los cantantes en El Mesías no asumen papeles dramáticos, no hay una sola voz narrativa dominante y se hace muy poco uso del estilo directo.

La intención de Jennens en su libreto no era dramatizar la vida y las enseñanzas de Jesús, sino aclamar el «Misterio de la piedad», utilizando una recopilación de extractos de la versión autorizada de la Biblia (Biblia del rey Jacobo) y de la Biblia Coverdale los Salmos incluidos en el Libro de Oración Común de 1662.5

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias