Después de 10 cristianos en Bagdad celebran la Navidad

Después de 10 cristianos en Bagdad celebran la Navidad

Una iglesia en Bagdad, la capital de Irak, que fue testigo de la masacre de docenas de fieles a manos de hombres armados de al-Qaida en 2010, celebró la Navidad en su lugar de culto por primera vez en 10 años, con su fe aún intacta.

Por:  Johana R.

"No podía volver a sentir el espíritu de la Navidad", dijo al Sunday Times Nawras Sabah William, miembro de la iglesia Lady of Salvation que tenía 18 años en el momento de la masacre.

“Nadie piensa que ir a la iglesia y nunca volverá a casa”, agregó, mientras él, junto con otros miembros de la comunidad, se reunieron en la iglesia, entre guardias de seguridad y policías, para celebrar la Navidad y conmemorar el 10º aniversario de la masacre.

La comunidad cristiana de Irak ha sido testigo de años de conflicto y ataques selectivos, que han obligado a muchos a huir. De 1,4 millones hace tres décadas, su población se ha reducido a menos de 400.000.

En 2017, un legislador cristiano iraquí, Josef Sleve,  expresó a la Agencia Anadolu que hasta 1,5 millones de cristianos, o cerca del 75% de todos los seguidores de Cristo en Irak, habían huido del país desde 2003.

Días antes de Navidad, el parlamento del país de mayoría musulmana anunció que la Navidad ahora será una fiesta nacional anual.

En la Catedral de San José en Bagdad en la víspera de Navidad, el presidente musulmán sunita de Irak, Barham Salih, indicó que el gobierno "debe hacer serios esfuerzos para permitir que los cristianos iraquíes regresen y vivan una vida segura y digna en su tierra", según Crux Now.

En Irak, el presidente es solo el jefe de estado nominal, mientras que el primer ministro es el jefe de gobierno.

“Se deben proteger sus derechos religiosos y culturales. Como muestra la historia del país, son una parte importante e importante del pueblo de Irak”, agregó Salih.

Reconoció la diversidad de Irak y dijo que sin los cristianos, "la fuerza que nos da nuestra diversidad de religiones y etnias seguramente se perdería".

“En los últimos años, los cristianos iraquíes han sufrido a causa del extremismo y el terrorismo aquí. Esto ha visto al país perder su capital humano, ya que se han visto obligados a abandonar sus hogares, o han sido asesinados o desplazados por grupos primitivos y atrasados ”, explicó.

El Papa Francisco anunció recientemente que visitaría Irak por primera vez a principios de marzo. Tiene previsto visitar Bagdad, la ciudad sureña de Ur y el corazón cristiano de la provincia de Nínive.

El anuncio ha generado esperanzas en Karemlash, una ciudad predominantemente cristiana en las llanuras de Nínive, a unas 29 millas al sureste de Mosul y que una vez estuvo en manos del grupo terrorista Estado Islámico.

"Esperamos que esta visita pueda prevenir el cambio demográfico, preservar la identidad de nuestra región y motivar al gobierno a comenzar seriamente a reconstruir nuestras áreas", dijo el sacerdote de St. Adday, el p. Thabet al-Mekko, dijo, según AFP. "Hemos comenzado la cuenta atrás. Necesitamos sentirnos más cerca de la comunidad cristiana en el resto del mundo”.

Respondiendo al anuncio del Papa, Zuhair Mansour, un director de escuela de 50 años en Karemlash, dijo: "Podría ser el paso en la construcción de la paz en este país herido".

Martin Banni, sacerdote de la Iglesia de la Asunción de la Virgen María en Bagdad, calificó la decisión del Papa como "un gran y maravilloso regalo de Navidad".

En julio, Aid to the Church in Need, una organización internacional de ayuda humanitaria, publicó un extenso informe basado en una serie de encuestas a cristianos que aún viven en las llanuras de Nínive en Irak.

El informe estima que a menos que la comunidad internacional tome "medidas urgentes", la comunidad cristiana en la región podría reducirse a solo 23.000, lo que sugeriría que alrededor del 20% de la población cristiana que vivía en la región antes de la invasión del Estado Islámico en 2014 quedaría.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias