Dejan en templo evangélico ratas muertas como un ataque de odio

Dejan en templo evangélico ratas muertas como un ataque de odio

Con este mensaje que se leía: “Dios no murió en la cruz por traidores como tú”, “España católica, apostólica y romana: fuera ratas protestantes y luteranas”, deja junto a bolsas de plástico con ratas muertas en la puerta de una iglesia.

Por:  Johana R.

El pastor Julio García Celorio de la iglesia Nueva Vida de Santander, escribió, “ha sufrido un ataque de odio por causas religiosas en el día de hoy, Navidad”, hacía constar hoy en su página de facebook con varias fotos.

Junto a cuatro bolsas (de plástico transparente) llenas de ratas muertas había sendos carteles con textos como: “Dios no murió en la cruz para alimentar a traidores como tú”, “España católica, apostólica y romana: fuera ratas protestantes y luteranas”, y “Cristo, María y España. fuera ratas protestantes y luteranas”.

El regalo navideño apareció en la mañana del pasado 25 de diciembre, y había sido puesto en las ventanas del templo de la Iglesia Evangélica Nueva Vida, sita en la calle San Martín del Pino.

Por la puesta en escena cuidadosa es evidente que se trata de un acto premeditado. Ya ha sido denunciado ante la policía y se hará ante la Fiscalía por delitos de odio este próximo lunes.

García Celorio es una figura de prestigio dentro y fuera de Cantabria, no sólo por su labor pastoral, sino por una larga trayectoria de ayuda a los presos, tanto en El Dueso como en la Prisión Provincial de Cantabria. Es además fundador y Presidente de la ONG Nueva Vida.

En su trabajo colabora con entidades públicas y privadas no solo en la ayuda a la reinserción de los presos, sino también en gran cantidad de proyectos sociales. En conversación con él  informa que no ha existido ningún hecho o incidente que haya podido desencadenar un acto como el ocurrido, que es la primera vez que les sucede.

No es la primera vez que ocurren ataques a templos evangélicos en la España democrática, pero hasta ahora se trataba de actos puntuales; y sin la elaboración y expresiones tan agresivas y ultracatólicas como en este caso.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias