Australia avanza y hace pruebas de una vacuna en aerosol nasal

Australia avanza y hace pruebas de una vacuna en aerosol nasal

Los científicos australianos se preparan para dar inicio al primer ensayo clínico en humanos de una vacuna modificada para prevenir el COVID-19 administrada mediante aerosol nasal. 

Desde hace unos meses varios países han estado vacunando a sus ciudadanos, con el objetivo de mitigar la pandemia por el COVID-19 y así poco a poco volver a la "normalidad". 

Por eso, los Los científicos australianos se preparan para dar inicio al primer ensayo clínico en humanos de una vacuna modificada para prevenir el COVID-19 administrada mediante aerosol nasal.

Avance Clinical, es la organización australiana de investigación por contrato, la cual solicitó autorización a la oficina del regulador de tecnología genética, para realizar el ensayo clínico de Fase 1 en nombre de la empresa estadounidense Tetherex Pharmaceuticals Corporation.

El ensayo esta previsto de junio a septiembre de este año y propone el uso de la modificación genética para evitar que el virys se multiplique e insertar un gen que codifica la proteína pico del SARS-CoV-2 para ayudar a las personas a producir anticuerpos contra la enfermedad.

Autoridades australianas aseguran que el ensayo estaba relaciones con una vacuna que era "nueva en Australia" y estaba patrocinada por Tetherex, para el cual convocaron a participar hombres y mujeres de 18 a 55 años sin antecedentes de trastornos de la coagulación sanguínea.

Los adenovirus modificados para ser administrados vía aerosol nasal, es un campo prometedor y es que con esto los ciudadanos podrían administrárselo en el hogar y los requisitos de refrigeración serían menos estrictos. 

Otros candidatos a vacunas en aerosol nasal también están siendo desarrollados por la compañía estadounidense Altimmune, una asociación entre Bharat Biotech en India y la Universidad de Washington, y AstraZeneca.

Segpun publicó un portal de noticias británico, la agencia científica australiana CSIRO realizó estudios preclínicos que encontraron que  los aerosoles nasales se comparan favorablemente con las inyecciones cuando se trata de desarrollar inmunidad contra el COVID-19 de manera efectiva.

“Se han realizado estudios preclínicos en modelos animales que mostraron una buena eficacia y sin reacciones adversas importantes”, aseguraron los investigadores. 

La directora Ejecutiva de la compañía farmacéutica, Yvonne Lungershausen, dijo que los ensayos clínicos australianos fueron “reconocidos mundialmente por su velocidad y precisión y el hecho de que los datos clínicos son aceptados por todas las principales autoridades reguladoras, incluida la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EEUU”.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias