3 Oraciones para cambiar tu día complicado  ¡Te las mostramos!

3 Oraciones para cambiar tu día complicado ¡Te las mostramos!

El llamado a la gracia provocará que entre nosotros abunde la ayuda de Dios.  

Dios está cerca de nosotros y siempre le habla a nuestros corazones, pero las preocupaciones del día nos impiden recordar su presencia y es que para crecer en amor nuestro creador, de vez en cuando debemos recordar su cercanía y hablar con él. 

Las palabras que decimos pueden ser tan simples como la de cualquier saludo que le hagamos a un padre, hijo, cónyuge o hermano en la misma habitación que nosotros.

“Jesús, en ti confío”, es un ejemplo. O simplemente, "Abba".

“Jesús, sé Jesús en mi vida” puede ser una hermosa oración.

Siempre es bueno tener una de esas oraciones en nuestra mente. 

Te mostraremos tres oraciones rápidas de solo tres palabras que pueden cambiar tu día cuando las cosas no estén bien y te sientas estresado. 

Jesús mío, piedad.

Juan Pablo II consideraba la misericordia divina como el límite que Dios pone al mal. Por lo tanto, cuando las cosas vayan mal en nuestro corazón o en nuestro entorno, invoque su misericordia. Imagínelo controlando el sufrimiento y la maldad, tal vez con la imagen de un perro enojado sujeto firmemente con una correa, o con la imagen de Moisés sosteniendo el Mar Rojo a raya para que los israelitas lo atraviesen.

Confío en ti. (O te agradezco)

Expresar nuestra confianza en Jesús está en el corazón de la imagen de la Divina Misericordia revelada por Nuestro Señor a Santa Faustina. Además, es bueno recordar que la gratitud nos conecta a la realidad , lo que puede salvarnos de la ansiedad que rabia en nuestras mentes y corazones. Realmente hay mucho por lo que estar agradecido. Cuando expresamos nuestro agradecimiento, simplemente estamos reconociendo ese hecho.

Jesús, María, José.

Pensar en la Sagrada Familia puede hacernos sentir abrumados. ¡Estamos tan lejos de tener el tipo de vida hogareña que ellos tenían! Pero esta reacción omite un hecho clave. La Sagrada Familia no es solo un ejemplo de cómo debemos vivir, sino que, lo que es más importante, es la fuente de la gracia que necesitamos para vivir como ellos lo hicieron . Jesús, en el corazón de esta familia, está dispuesto a darnos toda la ayuda que necesitemos. Diga sus nombres como una oración a Jesús por su ayuda en nuestra vida familiar.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias