¿Tu salud mental tiene problemas? Reza esta oración

¿Tu salud mental tiene problemas? Reza esta oración

La salud mental es tan o más importante que la física y es que debemos cuidarla y ser positivos para fortalecerla.  

A veces olvidamos que somos criaturas de mente, cuerpo y alma, eso significa que cualquier cosa que suceda en un área, se extenderá a otra. 

Todo está conectado y por eso es importante que nuestra salud física y espiritual estén en sintonía con nuestra salud mental. 

Por eso, te mostramos varias oraciones que te ayudarán a mantener la paz y la serenidad mental. 

¿Te sientes deprimido, solo o aislado? Reza esta oración de Santa Faustina

Jesús, amigo de un corazón solitario, eres mi refugio, eres mi paz.

Eres mi salvación, eres mi serenidad en momentos de lucha y en medio de un océano de dudas.
Eres el rayo brillante que ilumina el camino de mi vida.
Eres todo para un alma solitaria.
Comprendes el alma a pesar de que permanece en silencio.
Conoces nuestras debilidades y, como buen médico, consuelas y sanas, evitándonos sufrimientos, experto que eres.

También puedes rezar esta breve oración

Señor, envíame a hacer tu voluntad,
pero déjame sentirte presente todavía.

¿Estás desanimado? Reza esta oración

Oh Jesús resucitado,
tú que diste paz a tus apóstoles, reunidos en oración,
cuando les dijiste: “La paz sea contigo”,
concédenos el don de la paz.

Defiéndenos del mal
y de todas las formas de violencia que afligen a nuestra sociedad,
para que todos podamos vivir, como hermanos y hermanas,
una vida acorde con nuestra dignidad humana.

Oh Jesús,
que murió y resucitó por amor a nosotros,
aleja de nuestras familias y de la sociedad
toda forma de desesperación y desánimo,
para que podamos vivir como resucitados
y llevar tu paz a todo el mundo.

¡Amén!

Oración para limpiar tu mente de pensamientos que te distraen

Oh Dios, creo firmemente que estás presente en todas partes y ves todas las cosas. Ves mi nada, mi inconstancia, mi pecaminosidad. Me ves en todas mis acciones y me ves en esta mi meditación. Me postro ante ti y adoro tu divina majestad con todo mi ser. Limpia mi corazón de todos los pensamientos vanos, perversos y que distraen. Ilumina mi entendimiento y enciende mi voluntad, para que pueda orar con reverencia, atención y devoción.

Esta sencilla oración de Santa Teresa de Ávila puede calmar tus nervios
 

No dejes que nada te moleste, No
dejes que nada te asuste,
Todas las cosas pasan:
Dios nunca cambia.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien tiene a Dios, de nada le falta;
Dios solo es suficiente.

También esta oración a Santa Brígida de Irlanda te ayudará

Santa Brígida,
fuiste una mujer de paz.
Trajiste armonía donde había conflicto.
Trajiste luz a la oscuridad.
Trajiste esperanza a los abatidos.
Que el manto de tu paz cubra a los atribulados y ansiosos, y que la paz esté firmemente arraigada en nuestros corazones y en nuestro mundo.
Inspíranos a actuar con justicia y a reverenciar todo lo que Dios ha hecho.
Brigid, eras una voz para los heridos y los cansados.
Fortalece lo que es débil dentro de nosotros.
Calmanos en una quietud que sana y escucha.
Que podamos crecer cada día hacia una mayor integridad en mente, cuerpo y espíritu. 

Levanta el ánimo con esta oración

Querido Señor, haznos recordar, cuando el mundo es frío y lúgubre, y no sabemos a dónde acudir en busca de consuelo, siempre hay un lugar brillante y alegre: el Santuario. Cuando estemos en la desolación del espíritu, cuando todos los que amamos han fallecido, como flores de verano, y no queda nadie para amarnos y cuidarnos, susurra a nuestras almas atribuladas que hay un amigo que no muere: uno. cuyo amor nunca cambia: Jesús en el altar. Cuando los dolores se espesen y nos aplasten con su carga, cuando busquemos en vano consuelo, que tus amadas palabras salgan con toda su fuerza del tabernáculo: “ Venid a mí todos los que estáis trabajados y agobiados, y yo os refrescaré.. " Tu amistad, querido Señor, de ahora en adelante será el tesoro más preciado que poseemos. Compensará la traición y la ingratitud de las criaturas. ¡Será nuestro consuelo cuando las flores silvestres crezcan sobre los más amados y cuando todos los que ocupan un lugar querido en nuestros corazones se marchiten y se vayan! Con tu amistad el mundo nunca será lúgubre y la vida nunca sin encanto. ¡Ojalá pudiéramos comprender la pura felicidad de poseer tu simpatía! Ojalá pudiéramos sentir, cuando estamos aplastados y humillados, cuando la esperanza por la que hemos vivido se ha marchitado, cuando los dolores y las pruebas que no nos atrevemos a revelar a nadie, hacen que nuestras almas se hundan hasta la muerte, cuando miramos en vano. para que alguien nos entienda, que entre en nuestras miserias, nos haga recordar que hay Uno en el altar que conoce cada fibra de nuestro corazón, cada dolor, cada dolor especial para nuestra peculiar naturaleza, y que se compadece profundamente de nosotros. Jesús compasivo, nuestro corazón anhela simpatía, y sufrir no parece nada comparado con la amargura del sufrimiento solo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias