"Se pudo sentir la presencia de Dios": enfermeras oran por los pacientes en el techo de un hospital

"Se pudo sentir la presencia de Dios": enfermeras oran por los pacientes en el techo de un hospital

En fuerte oración, personal médico busca de Dios desde el techo de un hospital.

Un momento poderoso ocurrió en el techo del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee.

A pesar del caos que se vive en un hospital en este momento por el covid, un grupo de enfermeras utilizó los “pocos minutos extra” que tenían, no para comer, beber o dormir, sino para orar por los pacientes y el personal.

Angela Gleaves usó Facebook con una serie de conmovedoras fotos que la muestran a ella y a otras cuatro enfermeras reunidas en el helipuerto del Centro Médico Vanderbilt.

“Cuando tienes unos minutos extra en el trabajo, te tomas el tiempo para ir al Helipuerto y orar”, escribió.

“Oramos por el personal de nuestra unidad, así como por todos los empleados del hospital. También oramos por los pacientes y sus familias durante este momento difícil. También oramos por todos nuestros colegas de todo el mundo que se ocupan de los pacientes".

“Me sentí bien haciendo esto con algunos de mis increíbles compañeros de trabajo. Podíamos sentir la presencia de Dios en el viento. Sepan que están todos cubiertos de oración ".

Uno de los compañeros de trabajo de Gleaves, McKenzie Gibson, también compartió las fotos con una cita de Commoners Communion.

“Orar es entregar reinos”, escribió. “Arrodillarse en la humildad y la incertidumbre de los tiempos hacia la certeza del Amor y la Paz es un acto de guerra santa contra la ansiedad y el miedo. Silenciar las voces de la fatalidad ante la presencia de Dios y orar por nuestros colegas que luchan en cada minuto, aquí y en todo el mundo ”.

También,  agradeció a todo el personal médico que arriesga sus vidas por los demás, dedicándoles una oración.

"Recuerdo Éxodo 17:12 y esta hermosa imagen de Aarón y Hur sosteniendo los brazos de Moisés. Mientras sus brazos estuvieran en alto, estaban ganando la batalla con el ejército amalakita. Cuando cayeron, los amalakitas empezaron a alcanzarlos...enfermeras, hoy levantamos sus brazos espiritualmente, para que puedan perseverar físicamente. Juntos, ganaremos la batalla".

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias