Sacerdote publica un libro con pensamientos y frases inspiradoras del beato Carlo Acutis

Sacerdote publica un libro con pensamientos y frases inspiradoras del beato Carlo Acutis

Cuando al joven le detectaron leucemia su fe aumentó y ofreció su sufrimiento por la iglesia, el Papa y la gente enferma.   

El sacerdote Juan Pablo Rossetti elaboró el libro "Encontrándonos con el beato Carlo Acutis" el cual recopila pensamientos y frases el italiano conocido como el “ciberapóstol de la Eucaristía”. El libro fue publicado por la Editorial San Pablo Paraguay. 

El padre que se encuentra en Buenos Aires, Argentina, comenta en el libro que fue la exhortación apostólica Christus vivit (Cristo vive) cuando leyó por primera vez la frase de Carlo Acutis: “Todos nacemos como originales, pero muchos mueren como fotocopias”.

Luego, al enterarse de la beatificación del padre comenzó a investigar sobre su vida y pensó que “si las frases me movilizan y me enseñan o acercan a Jesús; yo puedo ayudar a otros a que con estas frases puedan acercarse a Él”.

El sacerdote asegura que el propósito del libro es animar a las comunidades juveniles parroquiales a "encontrarse con uno mismo, con el prójimo, con Dios y con el beato Carlo Acutis”. 

El libro cuenta con 12 capítulos llamados "encuentros" donde los lectores pueden realizar una meditación en forma personal o comunitaria. Cada capítulo toene una frase guía del beato, una cita del Evangelio, una reflexión, preguntas, un gesto o trabajo personal y un desafío para concretar lo leído. Además, incluye la biografía del Carlo Acutis y un extracto de la Misa de beatificación celebrada el 10 de octubre de 2020 en Italia.

¿Quién es Carlo Acutis?

Fue un adolescente italiano que murió en 2006 y fue beatificado el 10 de octubre en Asis, la ciudad de San Francisco. 

Carlo nació el 03 de mayo de 1991 en Londres y en ese país vivía con sus padres que trabajaban allí, meses después se mudaron a Milán mientras él era un adolescente. En ese tiempo le diagnosticaron leucemia y a partir de ese momento le ofreció su vida “por el Señor, el Papa y la Iglesia”.

Murió el 12 de octubre de 2006 y fue enterrado en Asís él pidió, debido al gran amor que sentía hacía San Francisco. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias