¡Lo que dices recibes!

¡Lo que dices recibes!

Las palabras tienen un gran poder y se reflejan en quienes nos rodean y más sobre cada persona; cada palabra puede modificar su conducta.

Por:  Alejandro Espinoza

Alejandro Espinoza

dr.alejandroespinoza@gmail.com

“Escribir no significa ver lo real en palabras si no hacer que la palabra sea real” Augusto Roa Bastos.

Toda palabra que enunciamos tiene un contenido emocional, son el vehículo que transporta todas las experiencias de vida vividas dejándolas impregnadas en la emoción humana.

Según estudio realizado de un neurobiólogo el decir palabras buenas y positivas esto incrementa el proceso cerebral y produce respuestas emocionales positivas, las cuales se hacen conscientes en nuestra manera de pensar, reflexionar y planificar.

La hormona del estrés, conocida como cortisol, se libera inmediatamente y nos ubica en emergencia cuando el cerebro identifica un “No”. Pero si recibe una palabra como “paz y amigo” trae relajación a su vida. Por el contrario la dopamina se relaciona con el bienestar esta se conecta con la palabra “SI”.

¡Yo puedo!

Las palabras tienen un gran poder y se reflejan en quienes nos rodean y más sobre cada persona; cada palabra puede modificar su conducta. Una palabra negativa o insultante activa la amígdala, estructura del cerebro se relaciona a las alertas y genera una sensación de ira, ansiedad o malestar. Uno de los mejores cambios que puede hacer es cambiar su lenguaje diga guapo, inteligente, capaz, yo puedo y eso le va a fortalecer el músculo de la autoestima.

 

“Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes”. Lao tsé.

Es favorable tener el descanso adecuado según estudios en la Universidad de Oxford la dificultad para dormir se relaciona a una reducción veloz del volumen cerebral. Nuestras palabras tienen un poder creativo cuando se dicen ya sea bueno o malo, damos vida a lo que estamos diciendo.

Las personas no se dan cuenta que están profetizando su futuro. “La muerte y la vida están en poder de la lengua” Proverbios 18:21. Puede ser que por la situación que usted está pasando no se sienta bien y piense que es permanente, solo porque usted vea que no está ocurriendo no significa que Dios no está actuando, el problema es que muchos se rinden y desaniman.

Si ha pasado un aborto, divorcio, juicio, demanda, persecución, difamación, robo, muerte, luto, destrucción, calumnia, traición todo lo peor que se pueda imaginar tome esta palabra de vida a su corazón.

 

“No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podamos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre”. Hebreos 13:5-6. RVR60.

Dios tiene cosas increíbles para su futuro, si lo cree y camina en esa verdad el favor de Dios hará que las bendiciones le perseguirán; deje que su Padre celestial sea el primero en su vida; quizá las personas fallen y rechacen y digan cosas que hieren su espíritu. Diga y reciba “Somos la obra maestra de Dios” Efesios 2:10. NTV.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias