La reina Isabel envía mensaje de apoyo a los cristianos perseguidos por su fe

La reina Isabel envía mensaje de apoyo a los cristianos perseguidos por su fe

También enfatizó la importancia de luchar por la libertad de religión y creencias.

Durante una declaración leída en la iglesia de St. Margaret en Westminster, Londres, la reina Isabel II dijo que era una "oportunidad para recordar en todo el mundo a quienes sufren por su fe".

Destacó que la persecución de los últimos tiempos ha sido intensa y que es muy importante luchar por el derecho a la libertad de religión y creencias.

“Ellos [cristianos perseguidos] permanecen en nuestros pensamientos y oraciones”, dijo.

El Príncipe de Gales, el Arzobispo de Canterbury y el Primer Ministro también enviaron mensajes con motivo de la Fiesta de Nayrouz el 11 de septiembre, cuando los mártires son recordados por la Iglesia Ortodoxa Copta. En la misma fecha es también el comienzo del Año Nuevo Copto.

"Nos sentimos conectados"

Los participantes también incluyeron miembros del gobierno, así como organizaciones humanitarias e invitados de varias religiones. El mensaje del príncipe Carlos reflejó la importancia del encuentro como "parte esencial de la vida religiosa y comunitaria".

“Nos ayuda a sentirnos conectados, no solo a nivel individual, sino más importante aún, con algo más grande que nosotros”, dijo. “Mientras las comunidades de todo el mundo continúan enfrentando una terrible persecución y sufrimiento por su fe, me uno a ustedes hoy en oración por todos aquellos que continúan sufriendo la injusticia y la persecución religiosa”, continuó.

“En este momento de reflexión al recordar y honrar el testimonio fiel y la resistencia de los cristianos coptos a lo largo de los siglos, les deseo a todos en la comunidad copta un año de paz y bendición”, dijo la Reina.

“Que todos, unidos en nuestra fe en Jesucristo, aumentemos la relación de amor que Él quiere que tengamos unos con otros. Nuestras oraciones se fortalecerán y nuestros testimonios serán más efectivos ”, dijo también el arzobispo Justin Welby de Canterbury.

El primer ministro dijo que el gobierno está comprometido a respetar la libertad religiosa y las creencias. “Al conmemorar la vida de tantos cristianos y personas de todas las religiones, es importante recordar que los grupos religiosos y minoritarios continúan sufriendo persecución en todo el mundo”, citó.

"Espero que estas celebraciones marquen el comienzo de un año bendecido y pacífico para la comunidad de la Iglesia copta ortodoxa aquí en Gran Bretaña y en todo el mundo", concluyó Lord Ahmad de Wimbledon, quien pronunció un discurso final, creando conciencia sobre una serie de problemas de libertad religiosa a nivel mundial.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias