¿Jesús perdonará mis pecados?

¿Jesús perdonará mis pecados?

Jesús está esperando que pidamos perdón y por eso siempre será misericordioso con nuestro corazón. 

Somos humanos y es normal que cuando tomamos una decisión equivocada y cometemos un pecado grave, pensamos si Jesús algún día nos perdonará. 

 “¿Cómo pudo Jesús perdonar a un pecador tan terrible como yo? ", nos preguntamos a nosotros mismos. 

Lo mejor de todo es que Jesús siempre está ahí para nosotros, esperando que regresemos a él con un corazón contrito. 

Esto está expresado en la historia del hijo pródigo, donde el padre abraza a su hijo descarriado. 

Cuando aún estaba lejos, su padre lo vio y se llenó de compasión. Corrió hacia su hijo, lo abrazó y lo besó . (Lucas 15:20)

Jesús no solo nos espera, sino que también nos busca. Esto se demuestra claramente en la historia del evangelio del pastor, que sale en busca de la oveja perdida.

Si un hombre tiene cien ovejas y una de ellas se extravía, ¿no dejará las noventa y nueve en las colinas para ir en busca de las extraviadas ? Y si la encuentra, en verdad os digo que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se extraviaron. De la misma manera, no es la voluntad de tu Padre celestial que uno de estos pequeños se pierda. (Mateo 18: 12-14)

La misericordia de Jesús no tiene límites, así como proclama el Catecismo de la Iglesia Católica: “No hay límites para la misericordia de Dios ” (CIC 1864).

A su vez, debemos aceptar el amor de Jesús en nuestro corazón y aceptar su misericordia.

Cualquiera que deliberadamente se niegue a aceptar su misericordia arrepintiéndose, rechaza el perdón de sus pecados y la salvación ofrecida por el Espíritu Santo. Tal dureza de corazón puede conducir a la impenitencia final y la pérdida eterna. (CCC 1864)

En el Nuevo Testamento, Juan escribe su primera carta sobre esta realidad, explicando como Jesús nos perdonará, pero debemos aceptar ese perdón. 

[S] i caminamos en la luz como él está en la luz, entonces tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado . Si decimos: “No tenemos pecado”, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, él es fiel y justo, perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad.  Si decimos: "No hemos pecado", lo convertimos en un mentiroso, y su palabra no está en nosotros. (1 Juan 1: 7-10)

"¿Me perdonará Jesús?"

Claro que si. 

Asiste a la confesión y derrama tu corazón a Dios a través de su ministro, el sacerdote, y acepte la misericordia de Jesús.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias