¿Cuáles son las etapas del agotamiento?

¿Cuáles son las etapas del agotamiento?

Aprende a identificar en qué etapa te encuentras de agotamiento y toma nota de los consejos previos.

El agotamiento es el estado mental que viene con el estrés no resuelto a largo plazo que puede afectar negativamente su trabajo y su vida. En un mundo ideal, nadie experimentaría el agotamiento.

Teniendo esto en cuenta, es importante comprender las etapas del agotamiento antes de poder trabajar para prevenirlo y comprender cómo puede evitar que afecte su vida.

Las 5 etapas del agotamiento

El agotamiento puede afectar a cualquier persona, en cualquier momento de su vida. Sin embargo, un estudio reciente ha demostrado que el profesional promedio experimenta agotamiento a la edad de 32 años.

Como con cualquier enfermedad, los síntomas del agotamiento cambian de persona a persona; sin embargo, hemos identificado que las siguientes cinco etapas se observan comúnmente:

1. Comienzo de la actividad

Cuando emprendemos una nueva tarea, a menudo comenzamos experimentando una alta satisfacción laboral, compromiso, energía y creatividad. Esto es especialmente cierto en el caso de un nuevo puesto de trabajo o el comienzo de una empresa comercial.

En esta primera fase de agotamiento, puede comenzar a experimentar las tensiones previstas de la iniciativa que está emprendiendo, por lo que es importante comenzar a implementar estrategias de afrontamiento positivas, como tomar medidas prácticas para respaldar su bienestar.

La teoría es que si creamos buenas estrategias de afrontamiento en esta etapa, podemos continuar en la fase de luna de miel indefinidamente.

Los síntomas comunes incluyen:

Satisfacción laboral

Aceptando la responsabilidad fácilmente

Niveles de energía sostenidos

Optimismo desenfrenado

Compromiso con el trabajo en cuestión

Altos niveles de productividad

2. Inicio del estrés

La segunda etapa del agotamiento comienza con la conciencia de que algunos días son más difíciles que otros. Es posible que descubra que su optimismo se desvanece, así como que observe síntomas comunes de estrés que lo afectan física, mental o emocionalmente.

Los síntomas comunes incluyen:

Alta presión sanguínea

Incapacidad para concentrarse

Irritabilidad

Insatisfacción en el trabajo

Falta de sueño o reducción de la calidad del sueño.

 

3. Estrés crónico

La tercera etapa del agotamiento es el estrés crónico. Este es un cambio marcado en sus niveles de estrés, pasando de la motivación a experimentar estrés con una frecuencia increíble. También puede experimentar síntomas más intensos que los de la etapa dos.

Los síntomas comunes incluyen:

Falta de aficiones

Plazos de trabajo perdidos y / u objetivos

Cansancio persistente por las mañanas.

Enfermedad física

Retrasos repetidos al trabajo

Resentimiento

Ira o comportamiento agresivo

Apatía

Mayor consumo de cafeína.

4. Cansado

Entrar en la cuarta etapa es el agotamiento en sí mismo, donde los síntomas se vuelven críticos. Continuar con normalidad a menudo no es posible en este estado, ya que se vuelve cada vez más difícil de afrontar. Todos tenemos nuestros propios límites únicos de tolerancia, y es clave que busque ayuda en esta etapa.

Los síntomas comunes incluyen:

Desarrollo de una mentalidad escapista

Sintiéndome vacío por dentro

Obsesión por los problemas en el trabajo o en la vida.

Perspectiva pesimista sobre el trabajo y la vida.

Los síntomas físicos se intensifican y / o aumentan

Dudar de uno mismo

Aislamiento social

Cambios de comportamiento

Dolores de cabeza crónicos

5. Cansancio diario

La etapa final del agotamiento es el diario. Esto significa que los síntomas del agotamiento están tan arraigados en su vida que es probable que experimente un problema mental, físico o emocional significativo y continuo, en lugar de experimentarlo ocasionalmente.

Los síntomas comunes incluyen:

Tristeza crónica

Depresión

Fatiga física crónica

Cómo evitar que el agotamiento te afecte

Si bien el agotamiento puede causar problemas en el trabajo, en el hogar y en la vida en general, siempre es posible tomar medidas y avanzar hacia la Etapa 1. Incluso si no está experimentando estrés o agotamiento ahora, se sugiere una acción más inteligente en adoptar de manera proactiva prácticas de cuidado personal y desarrollar su capacidad de recuperación mental.

Por ejemplo, practicar actividades recreativas, apartar tiempos de descanso,  escuchar música relajante, distracción haciendo lo que mas te gusta, pintar, aprender a respirar y controlar la mente pensando en positivo son parte de las variadas alternativas para prevenir avanzar en una condicion de agotamiento mayor que afecte su salud.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias