Versículos de las Escrituras para tiempos difíciles

Versículos de las Escrituras para tiempos difíciles

“Torre inexpugnable es el nombre del Señor; a ella corren los justos y se ponen a salvo”. Proverbios 18:10

No tenemos que preguntarnos si tendremos pruebas; de hecho, siempre se nos dice que los esperemos. Pero la buena noticia es que no tenemos que enfrentarnos a esas pruebas solos. El Dios del universo nos está cuidando.

Una oración por tiempos difíciles: Señor, ayúdanos cuando enfrentamos pruebas en esta vida. Ayúdanos a llamarte, sabiendo que siempre nos escuchas. Ayúdanos a apoyarnos en Ti en lugar de apoyarnos en nuestro propio entendimiento. Danos la fuerza que necesitamos y recuérdanos siempre que eres consciente de lo que nos toca. Ves incluso un gorrión que cae y valemos más que los gorriones. Gracias Señor, por no dejarnos sin consuelo. Gracias por tu gran amor. Oramos esto en el precioso nombre de Jesús.

Amén.

O también puedes orar junto con las sagradas escrituras con estos versículos que hoy te presentamos:

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”. Isaías 41:10

Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían”. Nahum 1:7

La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden”. Juan 14:27

Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio”. 2 Timoteo 1:7

Pero yo clamaré a Dios, y el Señor me salvará. Mañana, tarde y noche clamo angustiado, y él me escucha. Aunque son muchos los que me combaten, él me rescata, me salva la vida en la batalla que se libra contra mí”. Salmo 55:16,18

Alcen los ojos y miren a los cielos: ¿Quién ha creado todo esto? El que ordena la multitud de estrellas una por una, y llama a cada una por su nombre. ¡Es tan grande su poder, y tan poderosa su fuerza, que no falta ninguna de ellas!”. Isaías 40:26

Postrado estoy en el polvo; dame vida conforme a tu palabra. Tú me respondiste cuando te hablé de mis caminos. ¡Enséñame tus decretos!”. Salmo 119: 25, 26

Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo”. Juan 16: 33

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias