Versículos de la Biblia sobre la depresión

Versículos de la Biblia sobre la depresión

“Me has convertido en danza mi lamento; has desatado mi cilicio y me has vestido de alegría”. Salmos 30:11

¿Qué dice realmente la Biblia sobre la depresión? En los tiempos bíblicos, la vida estaba llena de tribulaciones y catástrofes inesperadas, lo que daba una buena razón para que las personas experimentaran depresión y tristeza.

La Biblia habla con frecuencia de métodos para lidiar y superar el sentimiento de depresión frente a las dificultades y el sufrimiento. A continuación, descubrirá y aprenderá de los versículos bíblicos más notables sobre la depresión.

Es el Señor quien va delante de ti. El estará contigo; no te dejará ni te desamparará. No temas ni desmayes”. Deuteronomio 31: 8

Pero tú, Señor, eres escudo alrededor de mí, gloria mía, y levantador de mi cabeza”. Salmo 3: 3

Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; levantarán alas como las de las águilas; correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán”. Isaías 40:31

El ladrón viene solo para robar, matar y destruir. Vine para que tengan vida y la tengan en abundancia”. Juan 10:10

Todo lo puedo en Aquel que me fortalece”. Filipenses 4:13

Les he dicho estas cosas para que en mí tengan paz. En el mundo usted tendrá tribulación. Pero anímate; He vencido al mundo”. Juan 16:33

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios; Te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con la diestra de mi justicia”. Isaías 41:10

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. Mateo 11:28

Porque yo sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para darte un futuro y una esperanza”. Jeremías 29:11

Confía en el Señor con todo tu corazón y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus sendas”. Proverbios 3: 5-6

¡Respóndeme pronto, oh Señor! ¡Mi espíritu falla! No escondas de mí tu rostro, no sea que yo sea como los que descienden a la fosa. Déjame oír por la mañana tu misericordia, porque en ti confío. Hazme saber el camino que debo seguir, porque a ti levanto mi alma”. Salmo 143: 7-8

Porque su ira es solo por un momento, y su favor es para toda la vida. El llanto puede durar la noche, pero la alegría viene con la mañana”. Salmo 30: 5

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias