Te has preguntado cómo puedo tener fe en lo que "los ojos no han visto"

Te has preguntado cómo puedo tener fe en lo que "los ojos no han visto"

“Pero como está escrito: Lo que ojo no vio, ni oído oyó, ni corazón de hombre concibió, Dios ha preparado estas cosas para los que le aman”. 1 Corintios 2: 9

El sitio especializado iBelieve nos habla sobre como creyentes de la fe cristiana, se nos enseña a poner nuestra esperanza en Dios para el resultado de nuestras vidas. No importa las pruebas y tribulaciones que enfrentemos en la vida, se nos anima a mantener la fe y esperar pacientemente la liberación de Dios.

El Salmo 13 es un gran ejemplo de la liberación de Dios del dolor.

¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre?

¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma,

¿Con tristezas en mi corazón cada día?

¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?

Mira, respóndeme, oh Jehová Dios mío;

Alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte;

Para que no diga mi enemigo: Lo vencí.

Mis enemigos se alegrarían, si yo resbalara.

Mas yo en tu misericordia he confiado;

Mi corazón se alegrará en tu salvación.

Cantaré a Jehová,

Porque me ha hecho bien”, Salmo 13: 1,6

Al igual que el autor de este pasaje, David, nuestras circunstancias pueden llevarnos a cuestionar a Dios. A veces incluso podemos preguntarnos si Él está realmente de nuestro lado. Sin embargo, cuando elegimos esperar al Señor, a tiempo, vemos que Él no solo cumple Sus promesas, sino que usa todas las cosas para nuestro bien. En esta vida o en la siguiente.

No obstante, esperar es un desafío, sin saber el tiempo de Dios, ni cómo se verá “mejor”. Este no saber es lo que verdaderamente prueba nuestra fe. ¿Cómo va a resolver Dios las cosas esta vez?

Las palabras de Pablo en 1 Corintios responden a esta pregunta sin decirnos realmente el plan de Dios. El pasaje aclara dos ideas clave sobre Dios:

Nadie puede decirte todo el alcance del plan de Dios para tu vida,

y usted mismo nunca conocerá el plan completo de Dios.

Pero lo que sí sabemos es que algo bueno está en el horizonte”

La frase "ojos no han visto" denota que nadie, incluido usted mismo, puede ver visiblemente los planes de Dios antes de que ocurran. Esta es una interpretación literal y metafórica. Parte de la razón por la que los caminos de Dios son misteriosos es porque Él no comunica todos los intrincados detalles de nuestras vidas.

No siempre nos dice paso a paso cómo hacer que un problema desaparezca. O cómo hacer realidad fácilmente nuestras aspiraciones. Ambos toman tiempo y, a menudo, aprendemos en la vida a medida que avanzamos. Dios revela información nueva solo cuando se la da y no por adelantado.

Por muy incómodos que sean, sabemos que las pruebas son necesarias para la edificación de nuestra fe (Romanos 5: 3-5). Si supiéramos todo lo que se describe en nuestras vidas, no necesitaríamos confiar en el plan de Dios.

Mantenernos en la oscuridad nos lleva a confiar más en Él

¿De dónde viene la frase 'Los ojos no han visto'?

El apóstol Pablo, el escritor de 1 Corintios, da su proclamación del Espíritu Santo a la gente de la Iglesia de Corinto.

El significado de los ojos en la Biblia

Caminar por el desierto sin un plazo para salir suena como un destino desafortunado, pero ese fue el caso de los israelitas, el pueblo de Dios, durante cuarenta años.

El ojo es la lámpara del cuerpo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz. Pero si tu ojo es malo, todo tu cuerpo se llenará de oscuridad. Entonces, si la luz dentro de ti es oscuridad, ¡cuán profunda es esa oscuridad!”. Mateo 6: 22-23

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias