¿Qué santos padecieron pobreza extrema? ¡Descubrelo aquí!

¿Qué santos padecieron pobreza extrema? ¡Descubrelo aquí!

Con motivo de la V Jornada Mundial de los Pobres, aquí te contamos qué santos tuvieron que sortear numerosas dificultades en su vida. 

El próximo 14 de noviembre, el Papa Francisco presidirá la V Jornada Mundial de los Pobres. Hoy te acercamos qué santos tuvieron que sortear muchísimas dificultades en su vida, incluida la pobreza extrema. 

1. San Francisco de Asís

Quizá sea el ejemplo más reconocido a nivel mundial, es el santo de los más humildes por excelencia. San Francisco de Asís nación en una familia acomodada y con mucho dinero pero decidió abandonar todo por ayudar a los más pobres, dedicarse a la oración y compasión. 

En 1210 escribió la regla de los franciscanos, con la pobreza como el fundamento de su orden, que se manifestaba en toda su totalidad.

2. San Ignacio de Loyola

Fue el fundador de los jesuitas o la Compañía de Jesús. Ignacio de Loyola provenía de una familia acomodada. Cuando se encontró con el Señor, decidió abandonar su vida de lujos y vivir en la pobreza y la penitencia. 

Su espíritu lo compartieron sus primeros compañeros como San Francisco Javier y San Pedro Fabro.

3. Santa Bernardette Soubirous

Nació en una familia que padeció la más absoluta pobreza. La vidente de la Virgen de Lourdes muchas veces no tenía ni siquiera para comer. Su familia completa debieron abandonar el molino donde vivían y buscar una casa de un solo cuarto, para sus padres y los 4 hermanos. 

4. Santo Domingo Savio

Domingo Savio era el mayor de 5 hermanos. Hijo de Ángel Savio, quien era un mécanino muy pobre, y de Brígida, una costurera con trabajos esporádicos. 

Al encontrarse con San Juan Bosco, Domingo Savio le pidió que lo admitiera en el colegio que este tenía para niños pobres. Al tomar su Primera Comunión, redactó el famoso propósito que decía: "Prefiero morir antes que pecar". Falleció cuando tenía solo 14 años.

5. San Diego de Alcalá

Diego de Alcalá nació en una familia muy pobre en San Nicolás del Puerto en Sevilla, España. Se le atribuyen muchos milagros y su labor es conocida por ayudar a los más necesitados. 

 Murió en Alcalá de Henares, siendo un portero y jardinero de un convento en el cual sirvió por 7 años. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias