¿Puede Dios cambiar tu vida?

¿Puede Dios cambiar tu vida?

Dios hizo posible que lo supieras. Descubra la paz de Dios ahora.

Dios te ama y quiere que lo conozcas para que Él pueda llenarte de paz y darte vida real para siempre.

"Dios amó tanto a la gente de este mundo que dio a su único hijo, para que todo el que tenga fe en él tenga vida eterna y no muera jamás". Jesús dijo: "Vine para que todos tuvieran vida y la tuvieran en su plenitud".

Ya que Dios planeó que tuviéramos paz y vida, ¿por qué estamos tan lejos de Dios?

1. Estamos separados de Dios

Desde el principio de los tiempos, hemos elegido desobedecer a Dios y seguir nuestro propio camino. Todavía hacemos esta elección hoy. Esto resulta en la separación de Dios.

"Todos hemos pecado y estamos destituidos de la santidad de Dios". El pecado es elegir decir, hacer o pensar cosas que van en contra del plan de Dios. "El resultado del pecado no perdonado es la muerte. Pero el regalo de Dios es la vida eterna dada por Jesucristo nuestro Señor".

Solo hay una forma de llegar a Dios.

2. Jesucristo murió por nuestros pecados

Jesucristo es el Hijo de Dios. Él es el único que puede traernos de regreso a Dios. Jesús murió en la Cruz y resucitó de la tumba. Él pagó el castigo por nuestro pecado y cerró la brecha entre Dios y la gente.

"Hay un solo Dios, y Cristo Jesús es el único que puede llevarnos a Dios". "Cristo murió una vez por nuestros pecados. Una persona inocente murió por los culpables. Cristo hizo esto para llevarte a Dios".

Dios ha provisto el único camino: debemos tomar la decisión.

3. Debemos recibir a Cristo

Debemos confiar en Jesucristo para perdonar nuestros pecados y recibirlo como nuestro Salvador y servirlo como nuestro Señor. "A todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, incluso a los que creyeron en su nombre".

¿Le gustaría entregar su vida a Jesucristo ahora mismo? Si es así, puede hacer la siguiente oración y aceptar a Jesús como su Salvador:

Querido Señor Jesús,
Sé que soy un pecador y necesito Tu perdón. Creo que moriste en la cruz por mis pecados y resucitaste de la tumba para darme vida. Sé que eres el único camino a Dios. Así que ahora quiero dejar de desobedecerte y empezar a vivir para Ti. Por favor, perdóname, cambia mi vida y muéstrame cómo conocerte. En el nombre de Jesús. Amén.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias