Por qué es importante celebrar los pequeños éxitos

Por qué es importante celebrar los pequeños éxitos

Un simple hábito puede generar toda una vida de motivación.

Una vez que una tarea se completa bien, no solo importan las recompensas y las consecuencias externas. También es el sentido interno de satisfacción y orgullo. Es importante saber que puedes hacerlo bien y que lo hiciste bien.

Una razón por la que es importante es porque ayudará a construir más éxitos en el futuro. Entonces, ¿cómo te sentiste cuando superaste la prueba? Con suerte, genial. Pero esa prueba en particular vendrá, se irá y eventualmente será olvidada. El gran sentimiento que experimentó cuando estudió mucho y tuvo éxito, ese sentimiento fortalecerá su autoestima y lo alentará a repetir el proceso.

Una vez que eso se asimile y se convierta en parte de usted, se sentirá mejor consigo mismo, tendrá más confianza en sus habilidades y podrá abordar la próxima tarea que se presente. Y ese, por supuesto, es el propósito del enfoque.

Si todo lo que está haciendo es simplemente pasar de una tarea a otra sin sentir, entonces todo lo que está haciendo es trabajar como un robot. La celebración del logro y la emoción positiva que sientes es lo que le dice a tu cerebro:

"Por eso valió la pena esforzarse tanto. Es este sentimiento el que voy tras".

Nuestros cerebros están construidos con un sesgo de negatividad, recordamos los problemas y los fracasos con más facilidad que los positivos y los éxitos. Entonces, tómese un momento para contrarrestar eso: observe los aspectos positivos.

El sentimiento positivo que obtiene cuando tiene éxito es lo que, en última instancia, genera confianza. Genera esperanza de que vuelva a tener éxito. Cuando tiene confianza y esperanza, mejora su capacidad para concentrarse de forma natural. Cuando se sienta así, es más probable que se concentre nuevamente en una tarea desafiante en el futuro porque se sentirá motivado para recuperar esa sensación.

Ese sentimiento puede, en última instancia, ayudarlo a tener éxito. Es muy importante celebrar cuando alcanzas metas pequeñas e intermedias en el camino hacia el éxito.

El impulso que ganes con cada pequeño éxito es lo que te permitirá mantener el rumbo hacia logros cada vez mayores, incluido el logro de tus grandes objetivos a largo plazo. No es necesario que cada celebración sea grande. No tienes que contratar una banda y hacer estallar confeti cada vez que haces algo bien. Reconocerse a sí mismo y tomarse un momento para reconocer y registrar cómo se siente haberlo hecho bien, es todo lo que realmente necesita.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias