Por está razón la Madre Teresa insistió en una hora santa eucarística diaria

Por está razón la Madre Teresa insistió en una hora santa eucarística diaria

La Madre Teresa sirvió a los pobres gracias a su devoción a Jesús en la Eucaristía.

Uno de los "secretos" del éxito de la Madre Teresa como misionera de la caridad, fue su compromiso con una hora diaria frente a Jesús Eucarístico.

María Teresa aseguraba que la oración ante Jesús era esencial para su trabajo. 

Además, durante  el Congreso Eucarístico en Filadelfia en 1976, aseguró: 

Para poder vivir esta vida de votos, estos cuatro votos, necesitamos que nuestra vida esté entretejida con la Eucaristía. Por eso comenzamos nuestro día con Jesús en la Sagrada Eucaristía. Con él, avanzamos. Y cuando regresamos por la noche tenemos una hora de adoración ante Jesús en el Santísimo Sacramento, y esto les sorprenderá, que no hemos tenido que recortar nuestro trabajo por los pobres.

María Teresa creía que podía amar más a los pobres gracias a su tiempo de adoración: 

Nos ha acercado mucho el uno al otro. Nos amamos más los unos a los otros, pero creo que amamos a los pobres con una fe y un amor mayores y más profundos.

Las Misioneras de la Caridad que María Teresa fundó continúan esa tradición y siempre le dedican una hora a la oración ante Jesús en el Santísimo Sacramento. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias