pedir la ayuda de Dios pedir la ayuda de Dios

Oración con el Salmo 91 para pedir la ayuda de Dios

Confía, DIOS te ama. Él sabrá cuidar de ti, de tu familia y de sus manos, muy pronto habrán de recibir maravillosos milagros y grandes bendiciones, AMÉN.

Amado Dios, en este instante me acerco hasta ti para elevar una oración de alabanza, reconocimiento y esperanza.

Gracias Señor por todas las cosas maravillosas que Tú haces en mi vida y en la vida de las personas que más amo. Gracias por los alimentos que Tú llevas hasta nuestra mesa, por el aire que respiramos, por la paz de nuestro hogar y por permitirnos ser cada día testigos de tu gracia, tu fuerza y tu poder.

Hoy quiero elevar esta oración a la luz del Salmo 91 para poderme sentir bajo tu abrigo en seguridad y protección; mi amparo, mi refugio, mi Dios en quien yo pongo mi confianza.

Te suplico que seas tomando mi mano y la mano de mi familia. Por favor guía nuestros pasos por caminos buenos y verdaderos, líbranos del lazo del cazador, de los oportunistas, de los abusivos y del azote de la desgracia.

Por favor socórrenos en todas nuestras necesidades y acompáñanos a lo largo de esta jornada para poder sentir tu protección espiritual que nos inspira y nos motiva a dar lo mejor de nosotros.

Mira nuestros corazones, nuestras batallas y nuestras necesidades. Ponnos en el lugar indicado y danos fuerza, propósito y sabiduría para que todas nuestras acciones den hermoso y abundante fruto.

Padre celestial, desde ahora tu infinita lealtad será mi escudo y mi armadura. Te pido que me muestres cómo debo obrar según tu voluntad; llévate todo temor y por favor transforma todo mi ser y permíteme avanzar confiado por caminos de triunfo y gloria.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración y gracias por la certeza que solo se encuentra bajo tu resguardo. En tus poderosas manos encomiendo mi vida y mi destino, por favor permíteme avanzar hacia destinos llenos de paz, salud, prosperidad y bendición, AMÉN.


Hacer esta bella oración te permitirá acércate a DIOS para poner tu vida, tus necesidades y tus temores en sus manos y pedirle que sea Él librándote de todo mal, protegiéndote del abuso y ayudándote a salir adelante en propósito y bendición.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias