Los 4 tipos de ayuno que menciona la Biblia

Los 4 tipos de ayuno que menciona la Biblia

Descubre qué tipos de ayunos podemos encontrar siguiendo a la Biblia.   

Existen numerosas formas de realizar un ayuno exitoso. La razones para hacer ayuno son variadas pero fundamentalmente debe acercarnos al Señor y crecer espiritualmente. 

Existen 4 tipos de ayuno: ayuno total, el ayuno con agua, el parcial y el ayuno de otras cosas. ¡Mira las características de cada uno aquí!

1. Ayuno total

Ve y reúne a todos los judíos que están en Susa, para que ayunen por mí. Durante tres días no coman ni beban, ni de día ni de noche. Yo, por mi parte, ayunaré con mis doncellas al igual que ustedes. Cuando cumpla con esto, me presentaré ante el rey, por más que vaya en contra de la ley. ¡Y, si perezco, que perezca!
(Ester 4:16)

Es el ayuno más radical, en donde no bebemos ni tomamos nada. Este tipo de ayuno debe realizarse por muchas horas ya que puede ser perjudicial para nuestra salud. 

2. Ayuno con agua

Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto. Allí estuvo cuarenta días y fue tentado por el diablo. No comió nada durante esos días, pasados los cuales tuvo hambre.
(Lucas 4:1-2)

Este tipo de ayuno es el más conocido, ya que no se come nada pero se puede beber agua. Se piensa que este fue el ayuno que Jesús hizo por 40 días justo antes de comenzar su ministerio. 

3. Ayuno parcial

En aquella ocasión yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto. En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino, ni usé ningún perfume.
(Daniel 10:2-3)

En este tipo de ayuno se deja de comer comidas especiales, es decir, elaboradas o sabrosas y el cuerpo se alimenta solamente de comidas sencillas y de fácil preparación. Este tipo de ayuno puede ser más extenso ya que solo elimina cierto tipo de alimentos. 

4. Ayuno de otras cosas

La Biblia menciona otro tipo de ayunos que no tienen que ver con la comida. Como cuando Daniel dejó de usar perfume cuando hizo el ayuno parcial de tres semanas (Daniel 10:2-3). En 1 Corintios 7:5 encontramos también el ejemplo de abstenerse del sexo en el matrimonio por un tiempo corto para dedicarse a la oración. 

Lo importante de todos los ayunos es la búsqueda del Señor y acercarnos un poco más a Él. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias