“Fuerte por dentro”, por Victoria Osteen

“Fuerte por dentro”, por Victoria Osteen

“Necesitamos involucrar nuestro núcleo interno, nuestro hombre espiritual, para que podamos dejar de tener estas heridas innecesarias”, Victoria Osteen

Es genial que tengamos tanta información hoy que nos ayuda a cuidar nuestro cuerpo físico: los mejores alimentos para comer, qué suplementos tomar, cuántas horas de sueño necesitamos e innumerables programas de ejercicio. Es importante que cuidemos de nuestro cuerpo, que "son templos del Espíritu Santo, que está en ti, a quien has recibido de Dios" (1 Corintios 6:19). Pero podemos hacer todas las cosas correctas y lucir muy bien por fuera y todavía estar débiles y cansados por dentro”, Victoria Osteen.

Victoria Osteen es una autora estadounidense y co-pastora de la Iglesia Lakewood en Houston, Texas, en esta ocasión te hará reflexionar sobre la importancia de fortalecer tu espíritu y sobre todo cómo hacerlo a través de la palabra.

Mensaje:

El padre de Joel solía decirlo así: "Algunas personas alimentan su cuerpo físico con tres comidas calientes al día, pero alimentan a su hombre interior con una merienda fría a la semana". Reconoció que tenemos un hombre interior y que el hombre interior es el núcleo de lo que realmente somos. Es nuestra identidad. Controla cómo respondemos a la vida: nuestras actitudes y nuestros pensamientos.

Cuando tenemos un hombre interior fuerte, tenemos la fuerza para caminar una vida victoriosa. De hecho, algunas de las heridas que sufrimos vienen porque no estamos involucrando a nuestro hombre espiritual, sino a nuestra carne. Estamos diciendo cosas negativas sobre nosotros mismos. Estamos en conflicto con nuestro cónyuge.

Estamos hablando de lo mucho que no nos gusta nuestro trabajo. Necesitamos involucrar nuestro núcleo interno, nuestro hombre espiritual, para que podamos dejar de tener estas heridas innecesarias. Necesitamos tomar este centro de comando, este hombre espiritual,

Pablo oró por los efesios "para que Dios os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por medio de su Espíritu en el hombre interior" (Efesios 3:16). El hombre interior es fortalecido por Dios a través del Espíritu.

Tenemos que tomarnos tiempo, tenemos que encontrar espacio en nuestras vidas ocupadas todos los días, dejar que el Espíritu de Dios nos ministre vida, ser tocados por la Palabra de Dios viva y que respira y la presencia misma del Dios Todopoderoso, porque eso es lo que fortalece nuestro hombre interior. No podemos descuidar nuestro hombre interior o seremos débiles, indisciplinados y cansados por dentro.

Hoy te animo a desarrollar tu relación personal con Dios a diario. Cuando abres tu Biblia y entras en la Palabra, estás pasando tiempo con Dios y alimentando tu hombre interior. Pídale que le hable a través de Su Palabra y de Su Espíritu. Convierta en un hábito fortalecer su hombre interior porque así se transformará su vida. Encontrará una renovada vitalidad y poder de Dios en su alma que marca la diferencia.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias