¿Eres madre y te sientes agotada? Esta oración es para ti

¿Eres madre y te sientes agotada? Esta oración es para ti

Santa Rosa de Lima era una niña devota que ayudó a sus padres cuando tenían dificultades. 

Rose sintió que Dios la llamaba para que llevara una vida consagrada a él, pero sus padres no lo entendieron, ellos deseaban que se casara y la ridiculizaban por las decisiones que tomaba. 

Tras la oposición de sus padres, Santa Rosa de Lima se quedó en su casa y se dedicó a la oración y a las obras de caridad, pidió  por sus padres, esperando que algún día entendieran su llamado a ser una esposa de Jesucristo.

Luego, sus padres atravesaron una mala situación económica y por eso ella tuvo que trabajar todo el día y coser toda la noche. A pesar de que sus padres no estaban bien, ella los respetaba y los ayudaba cuando más lo necesitaban. 

Por eso, te mostramos esta oración de Santa Rosa de Lima que ayuda de una manera particular a todas las madres, especialmente a aquellas que necesitan fuerza. 

Santa Rosa, Virgen devota, fragante rosa en el jardín de Dios, dulcemente florecida en medio de las espinas de angustiosa tribulación y severa mortificación, blanca como la nieve en la inmaculada inocencia de tu corazón, resplandeciente en el amor de Dios que te consumió. Tu devoción por tus padres fue tan grande que trabajaste día y noche para aliviar su pobreza, y los cuidaste con mucha ternura en su enfermedad. Hija muy agradecida y humilde, ten piedad de mí y de mis hijos. Enséñame, con una conducta verdaderamente cristiana, a merecer la sincera gratitud de mis hijos. Enséñeles a mis hijos a apreciar mi amor y los numerosos sacrificios que con alegría hago por ellos; enséñales a pagar lo mismo con amor filial y obediencia, y principalmente con fervientes oraciones por mí.Bendíceme a mí y a toda mi familia. Que nuestros corazones estén íntimamente unidos incluso en la adversidad. No coloquemos nuestra felicidad en la prosperidad temporal, sino más bien en la esperanza de una futura bienaventuranza eterna. Ora, igualmente, oh santa patrona de América, por todas las madres cristianas en particular, para que la vida y los sentimientos cristianos se despierten en todas partes entre ellas. Que estos sentimientos se extiendan por todas partes, uniendo a todas las familias en la única gran familia de Dios, en la que Jesucristo puede vivir y gobernar con Dios Padre y el Espíritu Santo. Amén.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias