Encuentra la paz en medio de la tormenta

Encuentra la paz en medio de la tormenta

A pesar del problema o la dificultad, siempre puedes tener paz en la tormenta.

Los problemas suelen ser parte del día a día. Algunos pueden ser pequeños y otros más complejos. Lo vital en esos casos es mantener la paz, pero te preguntarás ¿Cómo mantener la paz cuando lo que siento es otra cosa?

Generalmente, el ser humano es un cúmulo de impulsos carnales donde piensan que la única manera de desahogar su tormenta es reaccionando a ella, pero no siempre se maneja de la mejor forma.

Cuando te encuentras con un caballo enojado, no puedes gritarle para calmarlo porque se pondrá peor. Igual sucede con un problema. No puedes remediar las cosas gritando impulsivamente, ofendiendo o echarte a morir porque no resolverás nada, al contrario, el escenario empeora aún más.

Es necesario y casi semejante al oxígeno que tengas paz. La paz permite que tu mente no se nuble, tomas mejores decisiones, respiras mejor, tus órganos no se enferman y lo que es más importante, te permite escuchar a Dios sobre lo que debes hacer. ¿Cómo se le puede hablar a una persona si no desea escuchar?

Detente por un instante, inhala profundo, el mundo no se acabará con el problema,  pero puede terminar con tu vida si el proceder es desfavorable.

Salmos 46 Dios es nuestro amparo y fortaleza Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Detalla cada palabra de los textos de Dios. Allí dice que es tu amparo, fortaleza y PRONTO AUXILIO en las tribulaciones. Es decir, no se sentará a tan solo verte, correrá para ayudarte.

Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Por otro lado, dice en Isaías que te guardará en completa paz,  pero si confías en él. Es como caminar a ciegas dejando que Dios te tome de la mano y te sostenga al andar.

Juan 14: 27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

En el libro de Juan te promete darte paz, mucho más grande que la dada por el mundo con sus múltiples secretos para estar en calma. Dios va más lejos, porque llega a la raíz de aquello que te atormenta.

Al mismo tiempo, dice que no se turbe tu corazón ni tengas miedo, no estás solo, el estará allí para tí. Todo pasa, todo termina pero él permanece para siempre.

Mateo 24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

Todo lo que está debajo del cielo pasa, termina, tiene su fecha de vencimiento y eso implica problemas, situaciones, conflictos entre otros escenarios. La palabra de Dios permanece para siempre y es una verdad que no puede ser cambiada.

Por tanto, si el promete que es tu ayudador, así será. Confía en las promesas del Todopoderoso para continuar firme, con paz en el corazón entendiendo que Dios pelea nuestras batallas.

2 Crónicas 32:8 Con él está el brazo de carne, mas con nosotros está Jehová nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestras batallas. Y el pueblo tuvo confianza en las palabras de Ezequías rey de Judá.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias