“El problema no puede encontrarte”, reflexión por Joel Osteen

“El problema no puede encontrarte”, reflexión por Joel Osteen

“Cuando honras a Dios, cuando lo mantienes en primer lugar, lo que limita a los demás no te limitará a ti”, Joel Osteen

El reconocido pastor Joel Osteen ha compartido un poderoso mensaje de como la fe en Dios puede hacerte invisible a los problemas, es por ello que debes siempre confiar y trabajar para lograr superar cualquier obstáculo de la mano de Dios.

Reflexión

Todos tenemos cosas que vienen en contra nuestra: una enfermedad, la pérdida de un gran cliente, gente a la que no le agradamos. Es fácil vivir preocupado, preguntándose cómo va a resultar. Pero David dice: "Porque en el tiempo de angustia Dios me esconderá ... Él me pondrá en alto sobre una roca" (Salmo 27: 5). No dice que no tendremos problemas. Pueden surgir dificultades, pero la promesa de Dios es que nos esconderá. Te hará invisible para el enemigo.

No sabes cuántas veces han surgido problemas, pero no pudieron encontrarte. La enfermedad tenía tu nombre, pero cuando apareció, eras invisible. Ese accidente fue enviado para sacarte, pero cuando llegó, no estabas por ninguna parte.

No sabías nada al respecto. Solo estabas haciendo tu día, dando lo mejor de ti, y las fuerzas que deberían haberte detenido, los problemas que deberían haberte derrotado y causado un gran dolor de corazón, no tuvieron ningún efecto en ti. ¿Por qué? Eras invisible para el enemigo.

Cuando llegó la pandemia, una pareja que conocemos era dueña de un negocio en la industria de servicios que parecía que iba a colapsar. Muchos de sus competidores tuvieron que despedir personal y recortar sus horas de funcionamiento. Pero esta pareja tenía un enfoque diferente.

Ellos entendieron que cuando surgen problemas, Dios puede hacerte invisible a lo que sucede a tu alrededor, a una economía en recesión, a un entorno que dice falta y no suficiente. En lugar de quejarse, su informe fue, "Padre, gracias porque incluso en el hambre, tendremos más que suficiente. Gracias porque la economía no es nuestra fuente; Tú eres nuestra fuente".

Esta pareja se atrevió a creer por desborde. Dijeron que este julio, en medio de la pandemia, tuvieron su mejor mes, que se remonta a más de veinte años. Luego, agosto venció a julio y septiembre a agosto. Siguieron aumentando, desafiando las probabilidades. No pueden explicarlo.

Cuando los competidores bajan, suben. ¿Cómo puede ser esto? Son invisibles para el enemigo. Cuando honras a Dios, cuando lo mantienes en primer lugar, lo que limita a los demás no te limitará a ti.

Es por eso que podemos vivir desde un lugar de paz, un lugar de confianza y sin preocupaciones ni miedos. Puede que ahora tengas dificultades en tu salud, tus finanzas o tu matrimonio, pero al igual que con David, Dios te ha puesto en un lugar seguro. Puedes decir: "Padre, gracias porque soy invisible para el enemigo.

Gracias porque mi salud, mis finanzas, mi matrimonio, mis hijos y mis sueños son invisibles para el enemigo. Descanso en ti porque has puesto fuera del alcance del enemigo".

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias