Después de caerse de su bicicleta, encuentra una Biblia y se convierte en predicador

Después de caerse de su bicicleta, encuentra una Biblia y se convierte en predicador

Desde 2002, Sun Liujun ha servido a su iglesia local haciendo copias de las Escrituras para otros.

El testimonio de cómo el chino Sun Liujun conoció a Jesús es impredecible y sorprendente. A los 16 años, montando su bicicleta en un pueblo de China, el joven cayó al suelo y vio una Biblia cubierta de rojo a su lado.

Sun aún no sabía nada de ese libro, pero como le encantaba leer, decidió llevárselo a casa. Pronto se dio cuenta de que otras personas de su aldea en la China rural también estaban leyendo ese libro y que su comportamiento era diferente al del resto de los aldeanos.

Intrigado y curioso por el Evangelio, Sun comenzó a asistir a la iglesia local con su madre. Sus padres se hicieron cristianos y Jesús restauró su matrimonio en ruinas.

Liujun creció para convertirse en un exitoso hombre de negocios y terminó alejándose de Dios. A medida que prosperaba su negocio textil, cada vez organizaba más fiestas para sus socios comerciales, clientes y proveedores, de acuerdo con la tradición comercial en China.

Estas caras fiestas generalmente giraban en torno a la borrachera y terminaban con peleas entre los borrachos. Debido a este estilo de vida, Sun experimentó dificultades que también afectaron su matrimonio.

El hombre se dio cuenta de que ya no quería vivir de esa forma y destruir su salud y su familia. Pero Sun no sabía cómo romper esa tradición en el sector empresarial.

Regresando a la casa del Padre

Luego, animado por su madre, Liujun regresó a la iglesia después de años de desviarse de los caminos del Señor. El empresario fue muy bien recibido por los líderes de la congregación y pronto comenzó a servir a sus hermanos, leyendo la Biblia en los servicios, ya que la mayoría eran analfabetos.

Poco después, Sun también comenzó a memorizar y copiar las Escrituras para otras personas. Mientras estudiaba la Biblia, se maravilló de la sabiduría de Dios a través del libro de Proverbios y comenzó a leer un capítulo de la Palabra todos los días.

Liujun entendió que debía ser alguien que “no sigue el consejo de los impíos” (Salmo 1: 1) y quería comenzar una nueva vida en Cristo, rompiendo con su antiguo yo. La lectura diaria de la Biblia refrescó la mente de Sun, lo que llevó a una transformación en sus creencias y estilo de vida.

Hoy, Liujun es un predicador de la Palabra de Dios y ha estado sirviendo a su iglesia local desde 2002.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias