De dónde nace la frase “La Fe mueve montañas”

De dónde nace la frase “La Fe mueve montañas”

Muchos han escuchado la frase "La Fe mueve montañas", pero ¿dónde dice eso? Aquí te lo explicamos.

Por lo general, el ser humano en cualquier momento puede pasar por un problema de gran dificultad que va más allá de lo que está al alcance de sus manos. Hay situaciones que simplemente se tornan complejas e “imposibles” para el hombre como en el caso de una enfermedad, necesidad o deseo.

Cada cabeza es un mundo, pero también es un problema distinto. No en todos los casos con dinero se pueden resolver las cosas, más bien se espera un milagro porque es lo único que queda, un recurso de último minuto cuando ya lo hemos intentado todo, momento en el cual regularmente podemos escuchar decir: “La fe mueve montañas”, pero ¿cómo puede mover montañas una palabra tan pequeña? ¿Dónde dice eso?

Frecuentemente, el hombre expresa ciertas palabras de sabiduría inspiradas en lo que dice la Palabra de Dios. Estas palabras, ya se conocían desde hace miles de años atrás y se puso en práctica la mayor parte de las veces entre los seguidores de Jesús, haciendo proezas increíbles de curación y escenarios inesperados,  cuya fama corrió por la ciudad.

 En la Biblia, más específicamente el libro de Mateo 17:20 dice:

Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.

En otras versiones de la Biblia, se refiere al monte como la montaña y expresa claramente la facilidad de mover algo tan gigante y pesado sin esfuerzo, únicamente al tener fe del tamaño de un grano minúsculo como el de una mostaza. ¿Parece poco creíble? Es posible, pero si no creemos, tampoco podremos saberlo.

De este versículo, nace la frase “La Fe mueve montañas”.

En el libro de Marcos 11:23 cita:

Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

Nuevamente, asegura que con tan solo creer y NO DUDAR en el corazón, se hará. Entonces ya puedes entender que la frase no nace de la nada, tiene un origen y un por qué.  ¡Comienza a creer para lograr lo imposible!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias