El significado de "Esperar en Dios"

¿Cuál es el significado de la frase "Esperar en Dios"?

En algunas ocasiones hemos escuchado decir: "Esperar en Dios", pero algunos se preguntan ¿Por qué? Te contamos las razones y el mensaje que guarda.

Para que el árbol pueda ser una realidad, se debe esperar un tiempo prudente con el fin de que la semilla vaya creciendo poco a poco a su debido momento,  hasta que llegue el tiempo correcto para poder dar sombra y buen fruto.

Durante el embarazo, existen los 9 meses que el bebé necesita para formarse parte por parte, creciendo y evolucionando hasta que se acerque la fecha de su nacimiento, lograr ver la luz del mundo, respirar y vivir bajo las condiciones correctas.

Para ambos ejemplos se debe esperar, ya que a la final tendremos un resultado maravilloso de vida. No es bueno acelerar el proceso, puesto que se interfiere en su curso normal y probablemente las cosas no salgan de la misma manera.

Esperar en Dios, significa confiar en su voluntad sin medir los tiempos. Es  dejar que tome el control total permitiendo que decida cúando y cómo sucederán las cosas, descansando en él, tomando en cuenta que su voluntad es agradable y perfecta.

Romanos 12:2 "...la buena voluntad de Dios agradable y perfecta".

Lo agradable es bueno para el hombre, lo perfecto es que no existirá falla alguna, dará su resultado. Para esto se necesita fe. 

Es prioridad ejercitar la paciencia recordando el capítulo 3 del libro de Eclesiastés llamado "Todo tiene su tiempo".

"Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora".

Ahora bien, en base a los dos versículos anteriores, se trata de confiar en la voluntad de Dios agradable y perfecta para que en el tiempo correcto, se cumpla el anhelo del corazón sin prisa. 

El hecho de querer todo rápidamente, puede provocar perder la bendición real generando cansancio, desgaste al forzar las cosas. Esperar en Dios es descansar, soltar la carga sobre él, confiar que está obrando en nuestras vidas y entender que en el lugar, la hora y con las personas propicias se cumplirá el propósito esperado.

"La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade tristeza en ella", Proverbios 10:22.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias