Consejos para renovar tu tiempo de tranquilidad con Dios

Consejos para renovar tu tiempo de tranquilidad con Dios

Existen distintas maneras de encontrar la paz de Dios incluyendo la creatividad, novedad y renovación.

El estar ocupado puede exprimir nuestro tiempo de lectura de la Biblia y oración. Un cambio en el horario de trabajo (o una pandemia internacional) puede dificultar la asistencia a la iglesia. Incluso eventos felices como una nueva relación, un nuevo hogar o un nuevo bebé pueden distraernos de los hábitos y rutinas que gobiernan nuestra vida espiritual.

Nuestra temperatura espiritual desciende y nos volvemos rígidos y fríos. Perdemos el deseo de pasar tiempo en la Palabra de Dios y con el pueblo de Dios. Es menos probable que demos y sirvamos. Justificamos nuestra falta de energía espiritual. Son tiempos difíciles. Pasaré más tiempo con Dios cuando las cosas vuelvan a la normalidad.

En poco tiempo, corremos el peligro de perder el control y caer. No estamos muertos, pero si algo no cambia, pronto lo estaremos.

¿Ha bajado tu temperatura espiritual a un nivel peligroso? ¿Estás a poco de perder el control y llevarte a alguien más contigo? Entonces es el momento de hacer un cambio. Aquí hay varias maneras de renovar su tiempo a solas con Dios y hacer que su sangre espiritual vuelva a bombear.

1. Pasar tiempo con Dios

La mayoría de las mañanas es ideal, aleja el teléfono y concéntrate en el Altísimo para leer y orar por otros. El tiempo vale oro y es necesario tomar iniciativa a favor de Dios para la llegada de bendiciones.

Los hombres que más han hecho por Dios en este mundo se han puesto de rodillas desde el principio. El que desperdicia las primeras horas de la mañana, su oportunidad y frescura, en otras actividades que no sean buscar a Dios, se hará bajo un pobre progreso buscándolo a Él el resto del día ".

2. Invite a la presencia de Dios

Entre su lista de tareas pendientes, abra su Biblia y escudríñala. Tranquilice su corazón, invite a Dios, hable y comparta con esa persona y si sucede algo inesperado no dudes en hacerlo.

Pero cuando me calmo al entrar en la presencia de Dios, un santo silencio cae sobre el alma. Cuando comienzo mi tiempo alabando a Dios, mi mundo de tormentas se endereza. Cuando le pido al Espíritu Santo que abra mi mente, escudriñe mi corazón y examine mi vida, Dios tienta mi espíritu y lo hace más receptivo a lo que estoy a punto de leer. En lugar de ser un elemento más en mi lista de tareas pendientes, mi tiempo de tranquilidad se convierte en la parte más importante y hermosa de mi día.

3. Leer varias traducciones de la Biblia

Elija una traducción diferente o una nueva forma de leer. Lea una parte del Antiguo Testamento, una parte del Nuevo Testamento y un salmo o proverbio. Busque en la Biblia de estudio cronológico.

Cada nueva traducción da una perspectiva diferente y ayuda a ganar motivación para seguir la Palabra de Dios.

4. Escuche la Biblia

Usar una aplicación de la Biblia para escuchar diferentes traducciones y lectores. Escuchar la Palabra de Dios leída en voz alta a menudo da una nueva perspectiva. Capta el énfasis y las palabras repetidas que de otro modo se perdería.

Puede pasar tiempo en la Palabra de Dios. Escuche libros enteros de la Biblia durante una caminata y puede fortalecer su vida  física y espiritualmente.

5. Utilice devocionales

Siga varias secuencias de devocional para tener un estudio bíblico diario bien nutrido. Poder tener un amplio compás de opciones enriquece la sabiduría, el adiestramiento y crecimiento espiritual en todos los sentidos.

6. Ore usando un método diferente

Puede normalmente aplicar la forma de admitir, confesar, agradecer y suplicar. También es posible usar el Padre Nuestro como modelo. Si ora con una lista en un diario de oración, salga del guión e invite a Dios a traer personas y situaciones a su mente y permita que Él dirija su tiempo de oración.

7. Reúnase con Dios en distintos lugares

Si por lo general se sienta en su sillón reclinable en el estudio o lee su Biblia en la cama, vaya a otro lugar. Si el clima lo permite, busque un lugar tranquilo al aire libre, lea en su automóvil a la hora del almuerzo o escuche una aplicación de la Biblia mientras dobla la ropa. Es asombroso cómo un cambio de lugar puede abrir tu corazón y tu mente a cosas que nunca has notado.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias