¿Cómo sanar nuestras heridas afectivas? ¡10 consejos para reconciliarte contigo!

¿Cómo sanar nuestras heridas afectivas? ¡10 consejos para reconciliarte contigo!

¿Te has sentido triste o afligido recientemente? Puede que tengas que sanar ciertas heridas de tu pasado. ¡Aquí te damos los mejores consejos!

Muchas veces nos sentimos tristes, melancólicos o enfurecidos y no sabemos el porqué. El psicólogo católico y fundador del Centro de Psicología Católica Areté, Humberto Del Castillo Drago, explica que las “situaciones adversas, heridas afectivas o traumas psicológicos” vividos en la historia personal están “en la raíz de distintos problemas y trastornos psicológicos” de muchas personas. Lo más preocupante, es que muchas personas no saben ello. 

Así es como Drago señaló que las “personas no son conscientes” de estas heridas afectivas, que son “un golpe o choque en la afectividad de la persona que causa dolor, sufrimiento, depresión, ansiedad y pánico”. En esa misma línea, explicó que es fundamental sanar dichas heridas pues “pueden ser un obstáculo para el crecimiento espiritual y madurez afectiva y psicológica de las personas”

"La reconciliación personal y sanación de heridas afectivas de la historia personal es un proceso que puede durar años, dependiendo del tema o del acontecimiento específico”.

“Aunque pareciera esto imposible, se hace posible si se tiene una mirada esperanzada y confiada en Dios, en su gracia y también en sí mismo”, señaló Drago. Es por ello que, desde su centro, se brinda las siguientes 10 recomendaciones para sanar heridas afecticas:

1. “Haz silencio, cierra los ojos, mira en tu interior y pregúntate ¿Qué es lo que me está perturbando emocionalmente?”.

2. “Contáctate con esa emoción, siéntela, acógela y percíbela como algo tuyo, no te hace daño”.

3. “Estás frente al hecho, ante la herida afectiva que te causa dolor; siéntela, percíbela, no la rechaces”.

4. “Ahora, asume y admite que eso te sucedió, acéptalo como algo real, que sucedió o sucede”.

5. “No lo rechaces, tampoco lo evadas, con humildad, objetividad y valentía; acepta que te sucedió o que te está pasando en este momento.

6. “Entiéndelo como un elemento de tu historia personal, como algo tuyo, no te pelees con el acontecimiento”.

7. “Ábrete al perdón, renuncia al rencor, amargura y resentimiento”.

8. “Renuncia a la revancha y a hacer justicia con tus propias manos”.

9. “Si, la otra persona quiere y puede, dile que lo perdonas porque quieres sanar y reconciliar está herida afectiva”.

10. “Escribe una nota o una carta al ofensor, y dile que lo perdonas y que anhelas la reconciliación”.

El Centro Areté es el primer centro católico de habla hispana, creado en el 2012 en Medellín, Colombia, con el objetivo de “desarrollar una psicología integral y católica que ayude a las personas a vivir la virtud, desde una vida reconciliada y saludable” a través de sus distintos cursos, conferencias, diplomados, talleres y atención psicológica de forma virtual y presencial. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias