Citas inspiradoras sobre las profundidades de la Divina Misericordia

Citas inspiradoras sobre las profundidades de la Divina Misericordia

Las citas nos darán a nuestra vida amor ilimitado de Dios hacia nosotros.  

Para nadie es un secreto que en algunos momentos nos sentimos tentados a pensar que somos indignos del amor de Dios, cuando esto sucede es posible que nos hayamos alejado del plan de Dios y esta realizada puede hacernos pensar que nunca nos volvería a aceptar. 

En nuestras mentes somos criaturas terribles y pecadores y por eso Dios no querría asociarse con alguien como nosotros.,

Lo mejor de todo es que la tentación viene del abismo del infierno y Dios siempre espera paciente que regresemos a él como el padre esperaba todos los días a su hijo. 

Cuando regresamos hacía Dios, él corre a saludarnos y nos aprieta contra su corazón, es nuestra tarea no dudar nunca de su infinita misericordia y correr hacía él cuando estemos más lejos. 

Para recordar esa hermosa verdad, te mostramos una breve colección de citas de los santos que consolarán nuestra alma y nos aseguraran las infinitas profundidades de la Divina Misericordia. 

Que nadie se lamente por haber caído una y otra vez; porque el perdón ha resucitado de la tumba - San Juan Crisóstomo La misericordia en sí misma, como perfección del Dios infinito, es también infinita. También infinita e inagotable es la disposición del Padre para recibir a los hijos pródigos que regresan a su hogar. Infinitos son la disposición y el poder del perdón que fluyen continuamente del maravilloso valor del sacrificio del Hijo. Ningún pecado humano puede prevalecer sobre este poder o incluso limitarlo. Por parte del hombre sólo la puede limitar la falta de buena voluntad, la falta de disposición a convertirse y al arrepentimiento, es decir, la perseverancia en la obstinación, oponiéndose a la gracia y a la verdad, especialmente ante el testimonio de la cruz y la resurrección. de Cristo. - San Juan Pablo IISi a un hombre le resulta muy difícil perdonar las heridas, que mire un crucifijo y piense que Cristo derramó toda su sangre por él, y no solo perdonó a sus enemigos, sino que incluso oró a su Padre Celestial para que los perdonara también. - San Felipe Neri La misericordia, según los deseos de Dios, no tiene límites y de hecho, si es como la misericordia de Dios, abraza a todos. Por lo tanto, es el deber distintivo de los sacerdotes procurar misericordia y ser misericordiosos con los criminales ... no es su intención defender el crimen sino practicar la misericordia - San Vicente de PaúlDios, que es rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, incluso cuando estábamos muertos por nuestras transgresiones, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia has sido salvo) y nos resucitó con él. y nos hizo sentarnos con él en los lugares celestiales en Cristo Jesús, para que en las edades venideras pudiera mostrar las inconmensurables riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. - San Pablo (Efesios 2: 4-7)

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias