¡5 curiosidades que no sabías sobre San Abraham!

¡5 curiosidades que no sabías sobre San Abraham!

Hoy celebramos a San Abraham, ¡conoce un poco más sobre este santo aquí!

Todos los días recordamos la vida de muchos santos, hoy es el turno de San Abraham, quien fue un fiel servidor del Señor. ¡Descubre en esta nota 5 curiosidades que no sabías de él!

1. El significado de su nombre

El nombre de Abraham era originalmente 'Abram', que significa 'el padre es exaltado'. Dios cambió su nombre a "Abraham", que significa "padre de una multitud de gentes", cuando Dios inició su pacto con él (Génesis 17).

Él ni su esposa, Sara, podían concebir un hijo, por lo que Abraham confió en la voluntad y fe de Dios, quien le había prometido que sería padre de miles. 

2. Al principio, Abraham y su esposa dudaron de la promesa de Dios. 

Era muy difícil para Abraham y su esposa creer que efectivamente tendrían un hijo. Incluso, dudaron de la promesa del Señor. He aquí el diálogo que tuvieron con Dios. 

―¿Por qué se ríe Sara? ¿No cree que podrá tener un hijo en su vejez? ¿Acaso hay algo imposible para el Señor? El año que viene volveré a visitarte en esta fecha, y para entonces Sara habrá tenido un hijo. Sara, por su parte, tuvo miedo y mintió al decirle:

―Yo no me estaba riendo.

Pero el Señor le replicó:

―Sí, te reíste (Génesis 18: 13-15). 

3. Abraham tuvo un hijo por fuera del matrimonio

Como ni Abraham ni su esposa podían tener hijos, Sara le dijo que se uniera con su criada y así lograr la descendencia tan esperada por la familia. Pero estos no eran los planes de Dios y de la criada y Abraham, nació un niño llamado Ismael. 

4. Abraham era un hombre grande cuando Dios lo llamó

Al momento de ser llamado por el Señor, Abraham ya tenía alrededor de 75. El Señor lo llamó para la búsqueda de la tierra prometida. En el momento que nació el hijo de este y Sara, Abraham ya tenía alrededor de 100 años. 

5. ¿Cuántas veces fue probada su fe?

Dios probó muchas veces la fe de Abraham y la prueba más difícil fue cuando el Señor le pidió que sacrifique a su único hijo, Isaac. 

"Toma a tu hijo Isaac, tu único hijo, a quien amas, y vete a la tierra de Moriah, y ofrécelo allí como holocausto en uno de los montes de que yo te diré" (Génesis 22: 2).

Sin embargo, al momento de sacrificar a su hijo, Dios lo detuvo y dijo que su fe ya había sido demostrada. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias