Versículos bíblicos sobre el oro Versículos bíblicos sobre el oro

Versículos bíblicos sobre el oro

El oro es fundido a una temperatura alta, hasta que se derrite, para ser limpiado y purificado, pero no debe exceder el calor y la temperatura necesaria porque se daña

Luego el mismo es pasado por otro proceso donde es golpeado para darle forma y finalmente luego de cada etapa por la que pasa, sale resplandeciente, brillando en su esplendor y reconocido como el metal más bello, y de mayor valor. En la palabra de Dios dice: «Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro» (Job 23:10). Aunque nos sea difícil de asimilar esto mismo pasa con nosotros, en nuestra vida hay actitudes y hábitos que necesitamos cambiar a través del fuego para que sean quemadas, de esta forma el brillo que Dios ha depositado en nosotros podrá relucir y no nos envaneceremos porque estaremos procesados.

Salmos 119:127

Por eso he amado tus mandamientos Más que el oro, y más que oro muy puro.

¡Cómo se ha ennegrecido el oro! ¡Cómo el buen oro ha perdido su brillo! Las piedras del santuario están esparcidas por las encrucijadas de todas las calles.

Proverbios 17:3

El crisol para la plata, y la hornaza para el oro; Pero Jehová prueba los corazones.

Apocalipsis 21:21

Las doce puertas eran doce perlas; cada una de las puertas era una perla. Y la calle de la ciudad era de oro puro, transparente como vidrio.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias