¿Qué significa la oración para mi?

¿Qué significa la oración para mi?

Orar es una parte muy importante en la vida de un cristiano. 

Por:  Mel RB

A partir de la oración se crea nuestra relación con Dios. 

Ya desde los tiempos de Moisés, Dios se revela y llama a Moisés (Éxodo 3, 1-10), quien deja su voluntad a Dios, Moisés aprende a orar, rehúye, objeta y sobre todo interroga y en respuesta a su petición, Dios le confiesa su Nombre. “Yavé hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo…” (Éxodo 33,11).

El niño Samuel aprendió de su Madre Ana a cómo “estar ante el Señor” (1 Samuel 1,9-18) y del sacerdote Elí a cómo escuchar su Palabra: “Habla Señor que tu Siervo escucha” (1 Samuel 3,9-10).

Sin embargo, orar no es tan fácil como solamente hablar con Dios o pedirle por algo que realmente necesitamos. Orar es nuestra vía de comunicación con Dios más pura y real. En ella, entregamos nuestra alma a Dios. Él nos llama y nosotros respondemos. En realidad, a partir de su llamado es cuando realmente comenzamos a orar. 

San Lucas narra tres parábolas sobre la oración y su significado:

“El amigo importuno” (Lucas 11, 5-13) invita a una oración insistente: “Llamad y se os abrirá”. Al que ora así, el Padre del cielo “le dará todo lo que necesite”, y sobre todo el espíritu santo que contiene todos los dones.

“La viuda importuna” (Lucas 18,1-8), está centrada en una de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, sin cansarse, con la paciencia de la fe.

“El Fariseo y el Publicano” (Lucas 18, 9-14) se refiere a la humildad del corazón que ora. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias