Preguntas importantes para hacerle a tu hijo al salir de la escuela

Preguntas importantes para hacerle a tu hijo al salir de la escuela

Aprovechar una nutrida conversación con nuestros hijos ayuda a entender su día a día. Toma en cuenta las siguientes preguntas.

Una pregunta tradicional hacia los hijos es "¿Cómo estuvo la escuela?" y la respuesta clásica recibida: "Está bien". Tal vez a veces recibas una oración o dos más que eso, pero sobre todo, la conversación está corta antes de comenzar.

Aquí hay algunas preguntas que podrían generar una respuesta más detallada y también mostrarle a su hijo que está interesado en su vida. Todas ellas se pueden personalizar; no dude en dejarlos llevar a nuevas ideas o combinaciones.

1. Es fantástico intentar aprender algo nuevo todos los días. ¿Qué puedes enseñarme?

Ya sea un hecho divertido que aprendieron en la escuela o un nuevo juego o habilidad que pueden mostrarte, a los niños les encanta el "papel inverso" de explicar algo a un padre. Y quién sabe si esa actividad interesante podría ser útil en casa.

2. ¿Cuáles son algunas de las “pequeñas cosas” por las que podemos estar agradecidos hoy?

Tomarse el tiempo para enumerar las bendiciones de Dios puede mejorar la actitud de todos.  Nombrar el tipo de momento feliz de todos los días como el olor de las galletas, las hojas frescas de los árboles, la risa de un bebé, esos pequeños detalles cambian la vida.

3. ¿Viste a alguien hacer algo amable esta semana? Cuéntame sobre eso.

Ya sea que su hijo haya sido el dador, el receptor o simplemente un testigo de un acto de bondad, esto puede ser un gran punto de partida para la conversación. Esté preparado con su propia historia si su hijo no puede pensar en nada ... y considere preguntar qué cosas pequeñas pueden hacer los dos para que los demás también alegren su día.

4. ¿Cuál fue la parte más difícil de tu día de hoy?

A veces, esto provocará una historia de frustración en la escuela de la que puede hablar, otras veces será un triunfo de algo con lo que su hijo luchó y tuvo éxito.

De cualquier manera, las cosas difíciles, desde una situación compleja con un amigo hasta esos molestos de problemas con matemáticas, son excelentes puntos de conversación.

5. ¿Cuáles son algunas de las cosas que esperas con ansias en las próximas semanas? ¿Hay algo que te ponga nervioso?

Este par de preguntas le ayuda a saber qué le espera a su hijo y cómo puede ayudarlo con las alegrías y los miedos que enfrenta. Incluso, si es alguna actividad difícil, puedes tomar una nota para preguntar cómo apoyarlo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias