Oración para ayudar a sus hijos a dormir

Oración para ayudar a sus hijos a dormir

Provée a tus hijos las maneras de descansar tranquilo y feliz orando previamente.

Como muchos padres, hemos luchado con una rutina para la hora de dormir de nuestros pequeños. A veces, lo que funcionó ayer ya no funciona hoy.

Puede que tengan dificultades para relajarse y conciliar el sueño. A veces subimos las escaleras diez veces para volver a acostarlos. Independientemente de cómo sea su rutina a la hora de acostarse, hemos descubierto que agregar tiempo de oración al final, incluso por unos pocos minutos, ha cosechado un montón de beneficios en los corazones y las mentes de nuestros hijos.

1. La oración les enseña a entregar las sus preocupaciones

Los niños puede que se preocupen por todo lo que sucede en el transcurso del día: una palabra desagradable, un error cometido, una mirada dura. Las cosas que los ponen ansiosos o molestos juegan un papel importante, pero cuando comenzaron a derramar sus corazones ante Dios sobre esos mismos problemas, notamos que se quedan dormidos más rápido.

Así como los adultos tienen miedos y preocupaciones, nuestros hijos también los tienen. Poder expresar esos cuidados e inquietudes y transmitirlos a Aquel que los creó y quiere cosas buenas para sus vidas es una bendición para ellos antes de acostarse. En un estudio, investigadores de la Universidad de Baylor encontraron que las personas que oran a un Dios amoroso y protector tienen menos probabilidades de experimentar trastornos relacionados con la ansiedad (preocupación, miedo, timidez, ansiedad social y comportamiento obsesivo-compulsivo).

Piensa en Proverbios 22: 6 que dice: "Instruye al niño en el camino que debe seguir; aun cuando sea viejo, no se apartará de él".

Realmente la oración es un regalo que Dios nos da a cada uno de nosotros para calmar nuestro corazón y aclarar nuestras mentes: "No se inquieten por nada, pero en todo, por medio de la oración y la súplica con acción de gracias, que sus peticiones sean dadas a conocer a Dios". -Filipenses 4: 6

2. La oración es una fuente de consuelo para ellos

Durante la noche, los hijos pueden encontrar consuelo orando al Dios que creó el consuelo y que es el Dios de toda paz antes de que finalmente cierren los ojos. Saber que existe un Dios que puede sanar y restaurar a los quebrantados y, en última instancia, poder solucionar nuestros problemas, permite ir a la cama con seguridad, confianza y una paz plena para soñar feliz.

3. La oración mejora sus habilidades de comunicación

Los niños desarrollan constantemente sus habilidades de comunicación mediante el uso de nuevas palabras y frases. Esto es especialmente cierto cuando leemos la Biblia antes de acostarse: a menudo aprenden algo nuevo en una historia bíblica, luego hablan con Dios o le hacen preguntas al respecto.

La oración les da una vía interminable para comunicar sus deseos, necesidades, esperanzas y sueños, ya que Dios nunca se cansa de escucharlos: tal como dice Jesús en Mateo 19:14 dice: "Dejad que los niños vengan a mí, y no los estorbe ... "

Que podamos recordar constantemente a nuestros hijos que Dios los está escuchando; Los ve, los oye y los ama. Que podamos recordarles constantemente que Él está en medio de nosotros y Él es Poderoso, trae tranquilidad:

    "El Señor tu Dios está en medio de ti, un poderoso que salvará; se regocijará por ti con alegría; te calmará con su amor; se regocijará por ti con cánticos". -Zefonías 3:17

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias