San Andrés Avelino

¡Oración a San Andrés Avelino!

San Andrés Avelino. Clérigo napolitano y doctor en derecho, agregó a los votos ordinarios, al entrar en los teatinos, el voto de combatir siempre su voluntad y el de tender a la más alta perfección. Toda su vida estuvo consagrada a la oración, a la predicación y a la dirección de almas.

Nació en Castro-Novo (Nápoles), año de 1521. En el bautismo recibió el nombre de Lanceloto, que trocó por el de Andrés al ingresar en la orden de los Teatinos. Estudió el derecho civil y después de graduarse de doctor en la misma facultad recibió las sagradas órdenes. Defendiendo a un sacerdote, dijo una mentira en la vehemencia de su discurso, y reflexionando en ella, hizo a su cuerpo víctima de las más asombrosas penitencias. Al saber que había sido asesinado uno de sus sobrinos, solicitó insistentemente se perdonase al matador.

Trayectoria

A los treinta y seis años de edad, y en el de 1556, entró en la religión de San Cayetano y casa de San Pablo de Nápoles. Padeció graves enfermedades, y sabiendo la hora dé su muerte, aunque débil, salió de su aposento a celebrar el santo sacrificio de la Misa. Llegó con sumo trabajo al altar de San José, y al comenzar el introito le dio un accidente apoplético que le hizo caer en los brazos del que le ayudaba.

Muerte

Falleció el día 10 de noviembre de 1608. Fue canonizado por Urbano VIII, a solicitud de los reyes Felipe III de España y Luis XIII de Francia, año 1712.

Oración

Oh Dios, que, por el voto heroico de adelantar todos los días en la virtud, habéis dispuesto el corazón del bienaventurado Andrés, vuestro confesor, a admirables elevaciones hacia Vos, concedednos, en consideración a sus méritos e intercesión, que participemos de la misma gracia, a fin de que, tendiendo siempre a la más perfecta, alcancemos felizmente la cumbre de vuestra gloria.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias