Mira las buenas razones para pensar como un optimista

Mira las buenas razones para pensar como un optimista

Ver el vaso medio lleno, puede cambiar su mente, cuerpo y relaciones de maneras inesperadas.

Las personas que son optimistas están más comprometidas con sus objetivos, tienen más éxito en lograrlos, están más satisfechas con sus vidas y tienen una mejor salud mental y física en comparación con las personas más pesimistas.

Las investigaciones muestran que la gente tiende a ser optimista por naturaleza, pero ¿qué pasa si no es tu naturaleza? Fortalece tu sentido de esperanza: el truco consiste en actuar como una persona optimista, incluso si no te sientes particularmente esperanzado. Si cree que el futuro puede ser positivo, está más dispuesto a dedicar tiempo y energía para que eso suceda.

Al participar y ser persistente, incluso si no se siente particularmente positivo, los beneficios del optimismo, como la satisfacción y la salud, pronto le seguirán.

Aquí hay razones por las que fortalecer su optimismo es una buena idea:

Los optimistas se sienten saludables

Si cree que el mundo es intrínsecamente bueno y que la vida funcionará a su favor, es más probable que califique su propia salud y sensación de bienestar como mejores.

Lo mejor de todo es que no importa dónde viva o qué idioma hable: estas estadísticas provienen de un estudio de más de 150.000 personas que viven en 142 países.

2- Son  oprimista los que psicológicamente ven lo positivo

Un estudio reciente de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró que el bienestar psicológico positivo, que incluye la autoaceptación y las relaciones positivas con los demás, está relacionado con una mejor salud cardíaca.

Sin embargo, tener una actitud optimista fue el mayor predictor de todos: las personas que tienden a ver el lado positivo tienen menos problemas cardíacos, como enfermedades cardiovasculares. También tienen mejores lecturas de colesterol.

3. Tienen más probabilidades de vivir más

Si espera vivir hasta la vejez, aumenta sus posibilidades de hacerlo realmente. Un análisis de la salud y la esperanza de casi 100.000 mujeres realizado por investigadores de la Universidad de Pittsburgh, encontró que durante un período de ocho años, los optimistas tenían menos probabilidades de morir.

4. Toman menos días de enfermedad

¿Puede la esperanza ayudarlo a mantenerse libre de resfriados y enfermedades? Los resultados son prometedores.

En un estudio reciente, Segerstrom y sus colegas estudiaron la relación entre el optimismo y la respuesta inmune en estudiantes de derecho de primer año durante todo el periodo escolar. Cuando un estudiante era más optimista, luchaba contra la crítica con más eficacia

5. Los optimitas son menos propensos a afectarte

Por naturaleza, los optimistas no se preocupan por las cosas pequeñas. Esos fueron los hallazgos de un estudio de la Universidad Concordia de Quebec. Los optimistas no solo produjeron menos cortisol, la hormona del estrés, durante los momentos de estrés, sino que tampoco experimentaron tanto estrés percibido durante los momentos estresantes.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias