Max Loughan, el niño más inteligente del mundo explica su teoría sobre la existencia de Dios

Max Loughan, el niño más inteligente del mundo explica su teoría sobre la existencia de Dios

Max Loughan,  un joven de 17 años dice que entender cómo es que Dios existe puede ser todo un reto para muchos, pero él parece mucho más sencillo.

Por:  Johana R.

Max Loughan, es conocido como “El niño más inteligente del mundo”, explicó durante una corta entrevista con Richard Greene su teoría sobre la existencia de Dios, y la forma en la que se manifiesta en el mundo.

El joven manifestó, que se autodenomina un físico teórico y gran admirador del inventor Nikola Tesla, declaró a que “mucha gente cree que Dios es un señor sentado en una nube que controla el universo y crea toda la vida”, pero que en realidad no se trata de una persona o un ser divino, sino de una forma de energía.

Dios es otra forma de energía, de hecho, es pura energía en sí mismo”, aseveró.

Max explicó que la idea de un ser superior con aspecto humano que la mayoría de las religiones profesan, en realidad es errónea, pues Dios no es alguien sino algo.

Es una forma de energía que crea todo, lo es todo, y está en todas partes y en ninguna al mismo tiempo. Está en nosotros, fluye a través de nosotros y es nosotros”, dijo.

Esto significaría que Dios realmente está en todos lados, que da vida y que puede crear milagros, o cosas inexplicables para el ojo humano, solo que no de una forma espontánea como lo cree la religión, sino debido a las vibraciones y los cambios en la energía

Loughan añadió que “se pueden aplicar las leyes de la física cuántica y astrofísica para explicar algunos de los fenómenos de la Biblia”.

Incluso detalla que “tal vez quienes escribieron la Biblia, eran físicos cuánticos muy avanzados para su época, y solo querían decirle a la gente que vivía hace mucho tiempo que existe todo un mundo cuántico, pero la educación de esa época no era muy avanzada y creo que ellos quisieron simplificar la física quántica a algo que un niño pudiera entender”.

Una prueba de que este libro sagrado puede tener bases científicas, es que “en ciertas partes de la Biblia, si cambias las letras por números obtienes la secuencia Fibonacci, y en algunas partes importantes encuentras números que parecen aleatorios pero que en realidad son frecuencias de resonancias que crean la Espiral Fibonacci, que algunos consideran la huella digital de Dios”.

También,  habló sobre la posibilidad de la vida eterna o la reencarnación, en la que algunas religiones creen, y declaró que sí es posible, pues una de las reglas más básicas de la física.

 “La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”, por lo que después de la muerte, las vibraciones de cada persona continúan existiendo en el planeta, solo que en una forma diferente”, expresó.

Para Max, esta concepción de Dios, no como un ser supremo que vive en el cielo y que tiene el control de la vida de las personas sino como una energía constante, es mucho más fácil de probar y puede ser avalada por la comunidad científica. Y demuestra la importancia de este ente universal sin el cual nada, ni nadie podría existir.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias